Emergencia en el Cauca empieza a impactar economía del Putumayo

Caracol – De acuerdo con la comunidad en un 200% se ha incrementado la escases de combustible.

A diario vehículos de carga pesada, de transporte público y particulares se adentran en la odisea de atravesar el ‘Trampolín de la Muerte’, la vía San Francisco – Mocoa, que comunica a Pasto con el Putumayo.

Una de las vías consideradas más peligrosas del continente, y que se estableció como vía alterna para atender la emergencia que vive el sur del país.

Aunque en la zona permanecen más de 100 hombres de la Policía garantizando la movilidad, y el paso es restringido la situación se convierte en la única alternativa para el tránsito de los viajeros.

Así lo afirmó Luis Cortés, conductor, “no hay otra alternativa, la única opción que tenemos es la vía Mocoa – Pasto, no hay otra vía alterna para vehículos pesados”.

La situación ya no solo afecta la movilidad en la zona, sino la economía de un departamento, se suma a los azotes de la violencia que afectan al Putumayo.

Oscar Narváez, habitante del Alto Putumayo “el aumento vehicular ha aumentado nuestro territorio en temas de escases del combustible en cerca de un 200%”.

Dirigentes regionales, indican que la situación refleja la urgencia de ponerle la lupa a otra de las obras inconclusas de este departamento.

Carlos Marroquín, diputado del Putumayo, “la emergencia de la Panamericana ha puesto los ojos en el departamento del Putumayo, en ese ‘Trampolín de la Muerte’, y que sea esta la oportunidad para que el Gobierno Nacional vire sus ojos hacia esta región”.

La variante Mocoa – San Francisco ya debería haber terminado su construcción y ser la vía alterna para atender la contingencia que se vive en esta zona del país; sin embargo, la corrupción y el abandono del Estado hoy se convierte en una utopía para quienes transitan en este eje vial, donde los únicos que los acompaña son lol Santos a los que se encomiendan para atravesar el ‘Trampolín de la Muerte’.