Buen tiempo derribó pronósticos de alcaldías que prohibían imparables regatas en los Ríos Putumayo y San Juan

DiarioPutumayo

Cómo si se tratara de un milagro, que cambió el mal pronóstico de las autoridades para este 3 de enero en las cuencas altas y cauces de los ríos Putumayo y San Juan, las lluvias se esfumaron en un día nublado y con presencia tímidamente del sol en el Alto y Medio Putumayo.

Esa situación positiva permitió que miles de personas se arrojaran a las aguas de las dos importantes afluentes hídricas, que atraviesan los municipios de Puerto Caicedo y Puerto Asís, donde sus pobladores revivieron estas tradiciones, las cuales no se efectuaron los años 2021 y 2022, por motivo de la pandemia.

Los alcaldes de Puerto Asis y Puerto Caicedo, movidos por un mal supuesto pronóstico del IDEAM, que prometía lluvias en esta jornada, emitieron decretos municipales que prohibía las regatas. En un comienzo fue motivo de controversia ciudadana, por un lado los alcaldes Fernando Castillo y Edgardo Figueroa, se curaban en salud, pues si los ríos al parecer tenían síntomas de creciente de sus aguas, ‘no serían responsables si se presentara algún incidente’ con los participantes.

Es que Iván Barrera, habitante de Puerto Asis, ante la decisión de parar la regata este año, se puso frente a la cámara de su móvil y grabó un video invitando a los asisenses a la actividad que según manifestó, cumplió 29 años.

Jorge Coral Rivas, tres veces alcalde de Puerto Asís, impulsador de la actividad desde 1993 en su primer mandato, manifestó que esa tradición no la puede parar un alcalde y lo que debió hacer la administración actual, era adoptar medidas de protección para la comunidad que en esta jornada navega en embarcaciones y neumáticos sobre los dos Ríos. La tradición de la regata en el caso de Puerto Asís, la iniciaron 9 jóvenes en 1993. “Ellos se lanzaban al Río Putumayo, después de la apertura en julio de 1992 de una vía en el kilómetro 9, que conectó a los habitantes de la zona con el afluente, comentó Coral Rivas, quien apoyó las regatas en los periodos en los que fue alcalde: (1 de junio de 1992 a 31 diciembre de 1994); (27 de enero de 2003 a 15 Julio del 2005); y (1 de enero de 2012 a 22 de octubre de 2014).

La actividad tomó tanta fuerza, que se volvió una regata con presencia de turistas incluso de varias partes del país y del Departamento, pues esa actividad es la antesala a los carnavales de 4,5 y 6 de enero, iniciados los 28 de diciembre.

En el caso de las ‘milagrosas regatas’ de este 3 de enero de 2023, el Río Putumayo contó con más de 5 mil personas y otras 2 mil 500 en el Río San Juan.

Lo ocurrido con las medidas administrativas de ambos municipios, deberán ser evaluadas por los nuevos alcaldes que salgan elegidos el 29 de octubre de este año y que les tocará afrontar los próximos eventos en 2024.