Fiscalía identificó a receptores de millonarios giros tras hackeo en la Gobernación de Putumayo

BluRadio – El gobernador del departamento, Buanerges Rosero Peña, aseguró que la rápida intervención de funcionados de la Secretaría de Hacienda impidió que el robo fuera mayor.

El gobernador del Putumayo , Buanerges Rosero Peña, aseguró que la Fiscalía ya tiene identificadas a la personas que recibieron, en millonarios giros, el dinero que fue robado mediante un hackeo de la cuenta del fondo de pensiones de la gobernación del departamento.

El mandatario aclaró que los maleantes pretendían llevarse mas de $10.323 millones, sin embargo, por la intervención rápida de los funcionarios de la secretaria de Hacienda, que detectaron las descargas de la cuenta de la gobernación en el banco, el hackeo alcanzó solo una cuarta parte del dinero existente.

“Inicialmente se hizo todo el trabajo para hurtar alrededor de $3.500 millones, de los cuales, gracias a la reacción de los funcionarios de la administración departamental de la secretaria de Hacienda, se lograron congelar $490 millones», indicó el gobernador, agregando que «hubo un monto que se rechazó por alrededor de $500 millones, para que ya el monto total hurtado de esta cuenta de pensionados de la gobernación ascienda a $2.510 millones».

Con la denuncia realizada ante la Fiscalía, el gobernador del Putumayo señaló a 10 personas y empresas como las que recibieron las fraudulentas transacciones bancarias: Walter David Gómez Parra ($200 millones), Josefina Sánchez Sánchez ($500 millones), Construcciones & Ofertas S.A.S ($500 millones), Caterí Gómez Osorio ($200 millones), Mujeres del Aseo Perfecto S.A.S ($500 millones), Inversiones Regiment S.A.S ($500 millones), José Alexander Otálvaro Carmona ($200 millones), Lusanny Carolina Beltrán Rodríguez ($200 millones), Miguel Ángel Ramos Ospino ($200 millones) y Sandra Milena Moreno León ($500 millones).

Según las investigaciones en el marco de estas trasferencias, una fue rechazada por cuenta cancelada o saldada, correspondiente a Inversiones Regiment S.A.S ($500 millones).

Según la declaración del funcionario, quien denunció a cada una de estas personas y empresas por los delitos de hurto de mayor cuantía y receptación ilegal de dinero, se logró que el robo no fuera superior: “Gracias a la reacción oportuna de los funcionarios de la secretaria de Hacienda, se logra que no se hurten otros $6.823 millones”, dijo.

Además, el gobernador Rosero Peña pidió a la Fiscalía y a la Policía celeridad en las investigaciones, incluso, si hubiere sospechas en funcionarios de la propia administración, por lo que dijo, “no descansará hasta que se haga justicia” con los dineros de los pensionados del Departamento.

“Aquí se va hacer una investigación por parte de la fiscalía, otra investigación hará el banco, y bueno la responsabilidad donde estuvo, fueron problemas de la administración departamental, hubo problemas por el banco, quien fue que metió la mano”, aseveró Peña.

Ante el millonario desfalco, la gobernación anunció la compra de nuevos equipos y mayor seguridad en sus cuentas, según lo manifestó Jhon Fredy Peña, secretario de Hacienda del Departamento: “El riesgo siempre va a estar ahí, o sea siempre va haber un riesgo de ataques cibernéticos, o sea hay que ver en esa situación primero actuar para que no se generen posibles nuevos ataques y poder resguardar el sistema lo mejor posible”, explicó.

La tesorería del departamento, situada en la secretaria de Hacienda, se encuentra acordonada y tomada en posesión sus equipos por parte de las autoridades. Mientras tanto, la Fiscalía General de la Nación envió una comisión especializada en delitos informáticos para llegar a fondo las investigaciones y castigar a los responsables del millonario robo.

El mandatario regional manifestó que la cuenta violada tiene dos seguros, uno pagado por el departamento y otro por el banco BBVA, por lo que los dineros de los jubilados, están seguros para el pago.

Buanerges Rosero añadió que todas las transacciones de la gobernación dispuestas en otras entidades bancarias, están protegidas y que, incluso, se habilitó un canal especial para el manejo con el banco que presentó las falencias, para que no se repitan nuevos asaltos informáticos.