La rentabilidad en la producción de Cachama está entre 8% y 16% para los acuicultores

AgroNegocios – La cachama es el pez más producido en el país después de la tilapia. Sin embargo, su alta comercialización solo se da a un nivel regional

Después de la tilapia, la cachama es la especie de mayor producción en el sector acuícola colombiano. En 2021 se registró un nivel de 31.200 toneladas y para 2022 se proyecta un nivel de entre 32.000 y 33.000 toneladas. Sin embargo, su comercio se mantiene a un nivel regional, especialmente en las zonas del país donde hace parte de las costumbres gastronómicas. La cachama soporta condiciones climáticas adversas, factor que puede ayudar a reducir el riesgo de pérdidas para los acuicultores.

La producción de este pez está ligada al comercio en regiones. Al tener unas espinas intramusculares, se genera cierta dificultad en el momento de su consumo, por esta razón es de difícil distribución en ciudades donde no hace parte de la cultura gastronómica.

«Se caracteriza por tener mucha espina cuando está pequeño. Por lo cual se aconseja dejarlo crecer un poco más para poder comercializarlo más fácilmente», explicó César Pinzón, presidente de Fedeacua.

Es la segunda especie más producida en el país después de la tilapia, con un nivel de 31.200 toneladas al año. Se puede encontrar cría de cachama en los Llanos Orientales, en la Orinoquía, Caquetá, Putumayo y en algunos departamentos de la costa atlántica como Córdoba. Pinzón comentó que se han desarrollado trabajos para poder producirlo sin esas espinas, factor que dificulta su venta. «Se ha trabajado en producir este pez sin espinas. En Brasil ya se está haciendo, en Colombia también, pero en menor medida», dijo.

A pesar de que no tiene un mercado amplio en el país, la cachama tiene algunas ventajas en su proceso de producción. Es resistente a las condiciones climáticas diversas, lo cual es un factor que puede disminuir el riesgo de perder rentabilidad. En cuanto a su alimentación, si no se cuenta con el concentrado comercial, fácilmente se puede reemplazar por diversidad de frutos como la guayaba.

“El costo de producción es similar al de la tilapia. Generalmente está entre $7.000 a $9.000 el kilo”, afirmó.

A diferencia de productos como la tilapia, la cachama no cuenta con un mercado internacional establecido. No se ha generado la demanda que permite impulsar este pez en el exterior. Pinzón indicó que, en términos de exportaciones, solo Brasil hace envíos de costilla de cachama, utilizando ejemplares de gran tamaño para evitar la incomodidad que generan las espinas.

«La cachama venía con un crecimiento en su producción de entre 8 y 10%, ahora que tenemos las cifras más actualizadas, se puede evidenciar que para este año el crecimiento solo llegará entre y 5 y 6%. Esto está sucediendo porque los acuicultores están pasándose a la producción de pez panga», señaló.

Pese a sus dificultades, su rentabilidad gira entre 8 y 16%. «No se comercializa más porque no se conoce, y es extremadamente regional. Hemos notado que son pocas las plantas de procesamiento especializadas para cachama, aún se cultiva de una manera artesanal. Este pez no cuenta con certificaciones de calidad», aseguró.

La exportación de la cachama colombiana se proyecta para un largo plazo. Aún no se cuenta con la tecnificación y tecnología, tampoco existe una demanda exterior del producto.