Alerta epidemiológica en Leguízamo, Putumayo, por incremento de casos de dengue

RadioNacional – Secretaría Municipal de Salud aseguró que mientras en el 2021 se registraron 26 casos, en lo corrido de este 2022 se reportaron 132.

Juan Miguel Narváez Eraso

En alerta epidemiológica se encuentra el municipio de Leguízamo en el bajo Putumayo, tras el incremento de contagios por dengue.

“Si comparamos las cifras de los casos registrados en el 2021 con el número de reportados en lo corrido de este 2022, el incremento de portadores de esa enfermedad supera el 100%”, dijo Jhonny Quinchoa, enfermero jefe y profesional de apoyo de la Secretaría Municipal de Salud.

Según el profesional de la salud, mientras que entre enero y diciembre del año anterior se detectaron 26 portadores de dengue, en ese mismo período del año actual fueron atendidos 132 personas.

“Si bien es cierto esa enfermedad que es transmitida por los zancudos puede afectar a cualquier persona, es importante resaltar que los menores de edad y adultos mayores han sido los más perjudicados. Aunque no se han registrado decesos por esa enfermedad, es transcendental que las familias residentes en los barrios, veredas y corregimientos de Leguízamo acojan las medidas de prevención impartidas por las autoridades sanitarias”, expresó.

Recolección de recipientes

Para contener la propagación del dengue, adelantamos permanentes campañas de sensibilización ciudadana y de recolección de recipientes en los que suele acumularse el agua y, a futuro, se constituyen en nidos de los zancudos transmisores de dicha enfermedad.

“Por ello, a lo largo de este año recolectamos más de 3 toneladas de envases plásticos, llantas y botellas de vidrio que reposaban a orillas del río Putumayo, zonas verdes, parques y canales de evacuación de aguas lluvias”, expresó.

Además, anunció que en los próximos días un grupo extramural de la Secretaría Municipal de Salud con operarios de la Empresa de Servicios Públicos de Leguízamo – Empuleg, emprenderán otra jornada de recolección de elementos inservibles.

Limpieza en albercas

“El agua estancada es el lugar indicado para que los zancudos depositen los huevos y por eso es vital que desde el hogar se practiquen sencillas pero importantes medidas de bioseguridad. Es indispensable el cambio de agua de los floreros, el lavado de las albercas y tapar los tanques de almacenamiento”, manifestó Kathia Díaz, profesional de apoyo de la Secretaría Municipal de Salud.

Como complemento a esas labores de prevención, recomendó a propios y visitantes utilizar el tradicional toldillo, debido a que en las noches es cuando más los zancudos frecuentan las habitaciones.

“Si acogemos las medidas de prevención no correremos el riesgo de contraer, no solo el dengue, sino además fiebre amarilla, zika y chikungunya. Para que la comunidad entienda los riesgos a los que se expone al mantener agua acumulada en sus hogares o cerca a ellos, un grupo de profesionales y auxiliares de la salud adelantamos campañas de sensibilización en los alrededores de parque Los Héroes y otros estratégicos puntos de la población”, argumentó.