El negocio de la cuyicultura en el país se maneja como un sistema de producción familiar.

Agronegocios Nariño, Putumayo y Cauca son los principales productores de cuy en el país. Estos se encuentran trabajando en una metodología para certificar granjas cuyícolas.

Ricardo Andrés Rivera es propietario de Agronegocios Rivera, granja dedicada a la producción cuyícola. Intentó ingresar a la ganadería en el departamento de Nariño, después de algunas dificultades y en la búsqueda por una oportunidad de negocio, identificó que la cuyicultura es un sector que no se había constituido formalmente en el país. Cuando inició en 2011 tenía un total de 400 cuyes, hoy cuenta infraestructura para la producción de 20.000 animales.

«Empecé con una jaula y me dí cuenta que los rendimientos por unidad de área son más eficientes. Podía producir más carne por metro cuadrado. A su vez, identifiqué que no el sector no cuenta con sistemas de producción tecnificados, ni con una federación o estructura», comentó Rivera.

Al notar esa falta de consolidación en la producción cuyícola, el emprendedor vio una oportunidad para entrar en este negocio como un medio para fortalecer el departamento de Nariño. Respecto a la eficiencia por metro cuadrado, el experto comenta que los grandes beneficiarios en este negocio son los pequeños y medianos productores, pues tienen menos terreno.

El tiempo para la gestación de este animal oscila entre 72 a 77 días, y desde el nacimiento hasta su comercialización se debe esperar 3 meses. El productor cuyícola comentó que uno de los problemas más comunes en este sector es la mortalidad de los animales. Dado que los cuyicultores aún no cuentan con un gran conocimiento técnico, no se suele dar la diete con los requerimientos específicos del animal. Por esto, ocurre con gran frecuencia que cuando la hembra está en gestación se presentan abortos.

Los costos en este negocio varían según el sistema de producción y la tecnología que se implemente.»En el departamento de Nariño, la mayoría de su producción se concentra en sistemas familiares, donde sirve para garantizar la seguridad alimentaria», comentó. La dieta principal para el cuy es la pastura, 70% de su alimentación es pasto y 30% es un concentrado especial que nivela los requirimientos nutricionales.

Rivera señaló que el ICA ya desarrolló un Manual de Bienestar Cuyícola, y en este momento se está realizando la metodología para el control de este manual y poder certificar las granjas. Para esto se formó una cadena nacional donde participan Nariño, Putumayo y Cauca, principales productores de cuy en Colombia. Así, progresivamente se está formalizando la cuyicultura en el país.