‘Páramos, el país de las nieblas’, realidad biológica, territorial y social de estos ecosistemas

RTVC

  • Para celebrar el Día Internacional de las Montañas, RTVC a través de Señal Colombia, emite el 11 de diciembre, a las 10:00 p. m., este documental que ganó el premio a mejor película sobre diversidad en el Festival Internacional de Cine de Medio Ambiente de Barcelona, SUNCINE 2022.
  • ● En esta producción se deja a un lado el romanticismo de los frailejones o las fuentes de agua dulce para hablar críticamente, desde diversas voces y posturas, sobre la delimitación de los páramos, la minería a gran y pequeña escala, o las formas en que las comunidades proponen su desarrollo sin afectar las dinámicas naturales del territorio.

El 11 de diciembre a las 10:00 p. m., Señal Colombia estrena el documental Páramos, el país de las nieblas en el marco del Día Internacional de las Montañas, fecha en la que Naciones Unidas aprovecha para recordar que las “montañas albergan el 15 por ciento de la población mundial y aproximadamente la mitad de la reserva de la diversidad biológica del mundo. Además, suministran agua dulce para más de la mitad de la humanidad”, por lo que su conservación resulta clave y tiene cabida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030.

En las montañas, por supuesto, están los páramos. Colombia es el país con la mayor cantidad de páramos en el mundo, pero ¿qué tanto sabemos de estos ecosistemas que son el ambiente natural de Frailejón Ernesto Pérez?, el popular personaje de la serie animada Cuentitos mágicos que se ha convertido en influenciador ambiental.

Páramos, el país de las nieblas, explica que Colombia alberga entre el 50 y el 60 por ciento de los páramos de todo el mundo, los cuales están distribuidos en las tres cordilleras y en la Sierra Nevada de Santa Marta. En ellos habitan personas y se encuentran alrededor de 100 especies de frailejones (hacia Venezuela hay más, pero hacia Ecuador el número disminuye). En los páramos también hay 4.700 especies de plantas registradas, 600 especies de orquídeas y 70 especies de mamíferos.

Es decir, los páramos no son homogéneos, no son iguales entre sí y cada uno tiene sus propias características y problemáticas. De hecho, en Colombia hay 36 o 37 complejos de páramos y por eso, el equipo realizador decidió seguir una ruta de seis páramos para dejar a un lado el romanticismo de la neblina, los frailejones o las fuentes de agua dulce, y tomar postura crítica porque desde diferentes voces y posturas aborda temas tan complejos como la delimitación de los páramos, la minería a gran y pequeña escala, y las formas en que las comunidades proponen su desarrollo sin afectar las dinámicas naturales del territorio.

“El público va a encontrar en Páramos, el país de las nieblas, una introducción a lo que es el ecosistema de páramo, un panorama general de la situación de los páramos en Colombia, pero además, se van a encontrar con uno de los conflictos más delicados que enfrentan hoy los páramos como lo es la minería, la afectación al ecosistema, a los campesinos e indígenas y el papel que juegan estas comunidades en dicho conflicto”, comenta Alejandro Calderón González, quien dirigió el documental junto a Carlos Rincón Campo.

El recorrido de Páramos, el país de las nieblas comienza en el Páramo de Chingaza (Cundinamarca, cordillera oriental, 3.150 – 4.020 metros), continúa en la Sierra Nevada del Cocuy, Güicán y Chita (Boyacá, Cordillera oriental, 3.000 – 5.330 metros), sigue en el Páramo del Almorzadero (Santander, cordillera oriental, 3.100 – 4.530 metros), Páramo de Tota, Bijagual y Mamapacha (Boyacá, cordillera oriental, 3.100 – 3.970 metros), Páramo de Pisba (Boyacá, cordillera oriental. 3.100 – 4.100 metros) y finaliza en el Páramo de Sumapaz (Cundinamarca, cordillera oriental, 3.250 – 4.230 metros).

En cada uno de los sitios, los habitantes del sector, científicos y expertos hablan de las características y complejidades que enfrentan. Por ejemplo, la comunidad del Páramo del Almorzadero cuenta cómo lograron coexistir con el cóndor y hacer que este animal no se comiera las cabras ni las ovejas; mientras que los peligros que se enfrentan en el Páramo de Tota, Bijagual y Mamapacha están relacionados con la ganadería, los extensos cultivos de papa y los incendios que amenazan la flora y fauna.

En los páramos de Colombia habitan 31 resguardos indígenas. La nación indígena U’wa se extiende por gran parte de la Sierra Nevada del Cocuy, el piedemonte de la cordillera oriental de los Andes y las sabanas planas de Arauca. En su visión de mundo, quienes habitan la Tierra conforman un mismo ecosistema universal, por lo que si algo está en peligro genera un desequilibrio en cadena.

Páramos, el país de las nieblas también ofrece la reflexión de los U’wa sobre el tesoro y la magia que esconden los páramos de la cordillera oriental colombiana y los riesgos que corren estos ecosistemas.

El director Alejandro Calderón comenta que la idea de abordar varios temas desde diferentes voces “surge por la necesidad de ampliar la visión occidental de los páramos y de la naturaleza en sí. Se están tomando decisiones sobre los páramos desde las ciudades, desde los escritorios, desde el Congreso, pero no se tiene en cuenta la visión de los habitantes de estos territorios, como lo son los campesinos y los indígenas. Ellos, quienes habitan ahí, tienen a veces una lectura mucho más elemental y acertada del territorio”.

El documental es uno de los formatos que incluye este proyecto transmedia. Por eso, además de la emisión en el canal Señal Colombia y en su sitio web, la plataforma interactiva paramos.co permite realizar el viaje por algunos de los 37 páramos (Sumapaz – Cruz Verde, Chingaza, Pisba, Cocuy, Güicán y Chita, Almorzadero y Santurbán – Berlín) que están ubicados en la cordillera de los Andes colombianos y cobijan especies biológicas endémicas.

Para los amantes de la realidad virtual, Páramos, el país de las nieblas, ofrece la posibilidad de experimentar fotos y videos relacionados con temas como el agua, la contaminación, los frailejones, la minería, las tejedoras y los U’was.

La apuesta transmedia está relacionada con la necesidad de ampliar la audiencia y el impacto que pueda tener este proyecto porque según Alejandro Calderón González, tiene un fin educativo, afirmando que “los nuevos medios nos permiten acercarnos a nuevas generaciones, pero también a diferentes tipos de intereses que van más allá del entretenimiento: el transmedia permite una muy útil combinación de educación, investigación, entretenimiento y arte, en este caso con el propósito de dar a conocer y promover la conservación de los páramos colombianos”.

Páramos, el país de las nieblas, cuya emisión en Señal Colombia está programada para el 11 de diciembre a las 10:00 p. m., ganó el premio a mejor película sobre diversidad en el Festival Internacional de Cine de Medio Ambiente de Barcelona, SUNCINE 2022.