Putumayo: un territorio comandado por grupos criminales en busca de cultivos ilícitos

NoticiasRCN – Noticias RCN visitó el departamento para conocer de cerca la delicada situación que se vive en la zona por la presencia de las disidencias Farc.

Sigue siendo preocupante la situación que se vive en el Putumayo por cuenta de la presencia de grupos armados que se disputan el control de las rutas de narcotráfico.

Este departamento es una de las zonas con más cultivos de hoja de coca en el país y en dónde grupos armados pertenecientes a las disidencias de las Farc mantienen una constante disputa territorial, algo que atrae muchos conflictos, violencia, desplazamientos y muertes.

“Hasta el momento hay 28.000 hectáreas de coca en el Putumayo. Se han erradicado durante el presente año 19.000 hectáreas y el proceso que se viene haciendo con las comunidades es el proyecto de erradicación por la paz”, señaló Gustavo Adolfo Rodríguez, jefe de prevención de la Policía de antinarcóticos.

Según Beyer Peña Gamba, alcalde de San Miguel, Putumayo, “los habitantes son conscientes de esta problemática y estamos avanzando en una erradicación para la paz”.

El suelo de los municipios es probablemente lo más preciado de los grupos armados que hacen presencia en la zona, y que, según inteligencia militar, son las organizaciones Carolina Ramírez y comandos de frontera, de las disidencias de las Farc.

Noticias RCN, junto al grupo de erradicación terrestre de la Policía de antinarcóticos, llegó hasta la zona de cultivos.

“Inicialmente, el comandante de la patrulla hace una revisión exhaustiva con un guía canino y con un detectorista para poder identificar artefactos explosivos improvisados que nos dejan a veces debajo de las hojas de coca”, indicó Juan Carlos Hernández, comandante del programa PCAR Policía de antinarcóticos.

Solo en los últimos 10 meses, en los cultivos se han detectado 10 minas antipersona y dos lograron detonar.

Es así como inicia el gigantesco negocio ilícito de los grupos criminales que financian sus acciones terroristas, por medio del narcotráfico. De la planta que siembran en las tierras, sacan la base de coca y esa es la que algunos campesinos, por presión, les venden a los grupos armados en 2 millones de pesos por kilogramo.

Inteligencia de la Policía asegura que la vereda San Fernando, es uno de los puntos de acopio de la base de coca que, luego, es transformada en cocaína y clorhidrato de cocaína. Un elemento que estaría siendo distribuido por mafias de México, Bélgica y Marruecos, hacia Centroamérica y Europa.

Las autoridades también aseguraron que una vez logra salir del país por vía marítima, la cocaína es pagada en Estados Unidos a 50.000 dólares el kilo y en un país como Australia, a 100.000 dólares el kilogramo.

Es importante mencionar que esta no es una problemática nueva, es una situación que se ha venido presentando desde hace años, pero que, ahora, tiene un agravante: dos grupos armados enfrentándose entre sí por el control del territorio.