Violencia contra la mujer no da tregua en Colombia: Defensoría

ElTiempo – En 2021 Defensoría atendió 73 casos de feminicidios; este 2022, solo entre enero y octubre, iban 69.

Desde Sucre, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, hizo un llamado por las preocupantes cifras de violencia contra las mujeres que tiene Colombia, en el marco de la conmemoración, este 25 de noviembre, del Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

De acuerdo con Camargo, hay un preocupante aumento de los casos de feminicidios, pues mientras en todo 2021 la Defensoría atendió 73 casos de feminicidios, solo entre enero y octubre de 2022 habían sido 69, y faltan en esa cifra los meses de noviembre y diciembre, que harían que el año cierre con registros más altos.

De hecho, las cifras de Medicina Legal ya muestran un aumento en todas las cifras de violencia contra mujeres. Por ejemplo, mientras de enero a octubre de 2021 se registraron 32.213 mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, en ese mismo periodo este año fueron 39.332; además, en 2021 Medicina Legal realizó 15.644 exámenes médico legales por presunta violencia sexual, y este año fueron 18.785 en los primeros 10 meses del año.

De otra parte, según reporta la Defensoría Delegada para los Derechos de las Mujeres y Asuntos de Género, entre 2019 y octubre de 2022 la Defensoría del Pueblo atendió 478 casos de tentativa de feminicidio y 346 de feminicidios. Los departamentos con más casos de feminicidios fueron Córdoba (49 casos), Cundinamarca (38), Putumayo (38), Magdalena (24), Meta (19), Atlántico (15), Valle del Cauca (15) y Chocó (14).

La Defensoría del Pueblo también recordó que desde 2019 se atendieron 18.680 casos de violencias basadas en género contra mujeres y personas con orientación sexual e identidad de género diversas. El tipo de violencia que predomina es la violencia psicológica, con 11.322 casos; seguida de la física, con 7.204; la económica, con 4.410; la sexual, con 3.161, y la patrimonial, con 2.990. Además, en la mayoría de casos los agresores son las parejas, las exparejas, familiares y, por último, personas desconocidas.

El organismo también puso de presente que en muchos casos las mujeres no cuentan con las herramientas necesarias ni el fortalecimiento económico para acceder a actividades laborales, lo que las lleva a depender económicamente de su agresor y las somete a un continuo de violencia.

De otro lado, en articulación con la Corporación Caribe Afirmativo y la Fundación GAAT, la Defensoría estableció que 55 mujeres transgénero perdieron su vida en diferentes circunstancias durante el 2021 y lo corrido del 2022, algunas siendo víctimas de feminicidio, y otras asesinadas en contextos de crueldad y sevicia en claros casos de violencia por prejuicio.

Las mujeres migrantes también padecen estas violencias pero no presentan denuncias en muchos casos por miedo a la deportación, por lo que no cuentan con la oportunidad de acceder a justicia y medidas de atención y de protección, según la Defensoría.

Por todo esto, el organismo de derechos humanos insistió en la necesidad de fortalecer la formación de servidores públicos y contratistas del Estado para generar garantías en la prevención, protección, atención de las mujeres víctimas de violencia.

El Defensor también sostuvo que es fundamental romper con el silencio que rodea este tipo de violencia, mediante el fomento de acciones de sensibilización, la mejora de la respuesta interinstitucional, y la mejora en la asistencia, ayuda y protección a las mujeres víctimas de violencia basada en género.

“Desde la Defensoría del Pueblo se ha reiterado un llamado a todas las entidades del orden nacional y territorial para intensificar el nivel de asistencia y protección de los menores hijos e hijas de las mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas o ex parejas, así como en mejorar la calidad de vida de las mujeres víctimas, ampliando la posibilidad de salir de la dependencia económica, mediante la formación técnica y tecnológica y formación complementaria para las mujeres rurales”, concluyó Carlos Camargo.