Los cuerpos de las víctimas masacradas en Putumayo, ya están en Neiva

LaNación

Hasta la sede de patología de la Regional Sur del Instituto Nacional de Medina Legal y Ciencias Forenses de la ciudad de Neiva, fueron trasladados los restos mortales, de quienes perdieron la vida, en medio de un combate perpetrado por grupos al margen de la ley entre las veredas Los Pinos y las Delicias, de la inspección José María del municipio de Puerto Guzmán, a tres horas de la capital del departamento de Putumayo, sur de Colombia.

Esta masacre que se originó el pasado domingo, cobró la vida de 23 personas, presuntos integrantes del “Frente Carolina Ramírez” y los “Comandos de la Frontera”, quienes se disputan el territorio en esta zona del país.

Según reveló el pasado martes el alcalde de Puerto Guzmán, Putumayo, los occisos, serían trasladados a Medicina Legal de Neiva, para llevarse a cabo el proceso de identificación. Para el día de ayer, los fallecidos ya habían sido recibidos, en la capital del Huila, luego de toda una travesía, siendo llevados inicialmente a Florencia, de donde los enviaron en avión a la capital opita.

Poco a poco cada uno de los familiares han empezado a llegar, en busca de saber acerca de su ser querido. Extraoficialmente, se habla de una posible fecha de entrega de los féretros, que tentativamente podría ser el próximo sábado.

En una interlocución el presidente Petro, señaló, “los combatientes son mercenarios y el mercenarismo implica acumular dinero para pagar mensualidades que no pueden salir sino de la economía ilegal para comprar armas y seres humanos que se matan entre sí como si fueran desechables”.

El Jefe de Estado agregó adicionalmente que “ya no es la lucha por el poder, es la lucha por la ruta. Las fases han cambiado, están matando los líderes sociales para pasar la ruta o cambiar los dueños de la ruta”, dijo el presidente en Barrancabermeja.

Es de precisar que estos grupos armados residuales se venían disputando a sangre y fuego el territorio del medio y bajo Putumayo por control del negocio ilícito del narcotráfico, lo cual ya generó varias confrontaciones armadas y dejó un alto número de combatientes muertos en lo corrido del 2022.