¿Qué conclusiones deja el especial “Con Licencia para Delinquir”?

Semana – Durante 8 meses el especial “Con Licencia para Delinquir” de Alberto Donadio hizo un recorrido por todo el país en busca de los grandes casos de corrupción en las gobernaciones. Conozca en SEMANA los principales hallazgos del especial.

El periodista Alberto Donadio realizó para SEMANA un recorrido por los grandes casos de corrupción en las gobernaciones del país en los últimos 30 años. – Foto: DAVID ESTRADA LARRAÑETA

El especial de “Con licencia para delinquir” de Alberto Donadio dio inicio hace 8 meses, con el objetivo de hacer un recorrido por los grandes casos de corrupción en los departamentos del país y mirar la gestión de sus gobernadores. Todo en el marco de los 30 años de la primera elección de este importante cargo público, previamente nombrado directamente por el Presidente de la República.

Es importante recordar que la elección de Gobernadores se aprobó hace tres décadas. La decisión apuntaba a que cada región pudiera responder a sus necesidades, evitando que las decisiones se tomarán desde Bogotá. Sin embargo, en algunos casos, esto se tradujo en más corrupción en Colombia.

A lo largo de 30 años, la elección popular de Gobernadores ha dejado en los casos expuestos un saldo de enriquecimiento ilícito de funcionarios y pocas obras a favor de las regiones. Una corrupción que se ha expandido a todos los niveles en los departamentos. En teoría, esta acción tenía como beneficio mejorar la calidad de vida de las personas y atender sus necesidades. Sin embargo, en muchos casos esto no se cumplió.

¿Por qué tanta corrupción en Colombia y sus departamentos? Según Jaime Castro, exalcalde de Bogotá y exministro de Gobierno y de Justicia: “La clase política nacional decidió apoderarse de los municipios, distritos y departamentos. Con la complicidad de alcaldes, gobernadores, diputados, concejales y ediles, que son fichas suyas, desnaturalizó y pervirtió la descentralización”.

Durante 8 meses, Alberto Donadio reveló en SEMANA los casos más sobresalientes de corrupción en la investigación “Con Licencia para Delinquir”. El especial puso sobre la mesa casos de corrupción en 27 departamentos del país que han tenido condenas penales en los últimos 30 años: Amazonas, Antioquia, Arauca, Bolívar, Boyacá, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Cundinamarca, Córdoba, Guainía, Guajira, Guaviare, Huila, Magdalena, Meta, Nariño, Putumayo, San Andrés y Providencia, Santander, Sucre, Tolima, Valle del Cauca, Vaupés y Vichada.

Solo cinco departamentos del país se han salvado de tener condenas penales contra sus gobernadores en los últimos 30 años: Atlántico, Caldas, Norte de Santander, Quindío y Risaralda.

El daño al erario público en los 27 departamentos fue astronómico, ya que si se sumara el dinero comprometido por las gobernaciones corruptas en estos últimos 30 años daría una pérdida de más de 230 mil millones de pesos. Si se sumaran todas las condenadas a los gobernadores y debían ser cumplidas por una sola persona, esta sería condenada por más de 600 años de cárcel; más tiempo que la misma independencia de Colombia hace 212 años e incluso la llegada de los españoles a América hace 530 años.

Las condenas más cortas fueron: 18 meses para Patrocinio Sánchez Montes De Oca, exgobernador de Chocó, y 72 meses para Jorge Luis Caballero Caballero, exgobernador de Magdalena. La condena más larga fue 40 años para dos gobernadores: El primero fue Salvador Arana Sus, exgobernador de Sucre, relacionado con grupos paramilitares y el asesinato del alcalde de El Roble, Sucre, en 2003. El segundo fue exgobernador del Meta Edilberto Castro Rincón.

Los departamentos con más condenas son Chocó, La Guajira, Vaupés y Guainía, con cinco condenados cada uno. La condena más curiosa fue la del exgobernador de Huila Jaime Bravo Motta, por la compra de un dinosaurio púrpura y otros juegos para un parque de un municipio del departamento. Mientras que Nariño fue el departamento con menos condenados con solo uno.

Casanare fue el departamento que más dinero comprometió de la mano del exgobernador Whitman Herney Porras Pérez: colocó 63 mil millones de pesos en inversiones ilegales. Se perdieron 44 mil millones de pesos comprometidos. El funcionario más condenado fue el exgobernador de Guainía Arnaldo José Rojas Tomedes, condenado cinco veces por la Corte Suprema de Justicia para un total de 25 años de prisión.

Algunos de los gobernadores y figuras públicas encontradas durante el recorrido del especial “Con Licencia para Delinquir” son: Álvaro Cruz, Hugo Aguilar, José María Ballesteros Valdivieso, Alejandro Lyons Muskus, Edwin Besaile Fayad, entre otros. Figuras políticas relacionadas y condenadas por otros escándalos de corrupción de talla nacional como el “Carrusel de la Contratación” en Bogotá, Centro Poblados, Parapolítica, el Cartel de la Hemofilia, el Cartel de la Yoga, entre otros.

¿Qué podemos concluir de esto? ¿Realmente ha servido la elección de gobernadores a las regiones hace 30 años? Para Alberto Donadio, la elección de gobernadores deja muchas dudas: “La idea de esta investigación surge de la necesidad de contarle al país si ha sido conveniente o inconveniente la elección de gobernadores que se inició hace 30 años, en 1992. Existe la sensación de que esa elección ha servido para muy poco y se ha traducido en pocas obras, mafias consolidadas y grupos políticos que se apoderan del presupuesto. No se ha cumplido el objetivo y resolver la necesidad de la gente”.