Vinculación de 96 estudiantes evidencia valioso impacto del Plan Retorno en la Amazonia

UNAL – Mediante la modalidad de pasantías en grupos de investigación y en dependencias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Amazonia, estos jóvenes aportan, desde sus profesiones, al desarrollo de la región. La meta es que esta iniciativa cobije, además del Amazonas, a los departamentos de Caquetá, Guainía, Guaviare, Putumayo y Vaupés.

El profesor Germán Ignacio Ochoa, director de la UNAL Sede Amazonia, señala que lo que se busca es que el Plan Retorno se convierta en un programa de acción institucional.

Explica que para ello se presentará un proyecto ante la Región Administrativa y de Planificación para la Amazonía (RAP Amazonia), una institución subnacional y supradepartamental cuyo propósito es impulsar el desarrollo económico, social, cultural y ambiental de la región, en beneficio de las comunidades y del territorio.

“Apostamos por un modelo de desarrollo sostenible, sustentable, competitivo y en paz para la región, que permita que el Plan Retorno de la UNAL se convierta en una política de largo tiempo de la Institución”, anota.

Aunque el Plan Retorno inició como un proyecto de inversión de la UNAL Sede Amazonia, sus reconocidos resultados han permitido que se consolide como una estrategia permanente de vinculación de estudiantes en sus diferentes modalidades de ingreso –como el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama), el programa de Admisión Especial (PAES) y Regular, entre otras–, a prácticas y pasantías académicas ofrecidas por la Institución.

“El balance es altamente positivo tanto para los estudiantes como para la Universidad y las organizaciones e instituciones en donde se han realizado las prácticas y pasantías, considerando que es un importante avance para el modelo intersedes de la UNAL”, señala el profesor Ochoa.

El proyecto permite que se culmine el ciclo de formación del Peama, que es la formación inicial en Leticia, y se continúe con la formación de movilidad en otra Sede Andina (Bogotá, Medellín, Palmira y Manizales).

El retorno a la región de unos profesionales formados en la UNAL les permite a ellos explorar opciones de seguir trabajando en el departamento, para que sus ingresos se queden en la región y que la Universidad muestre que la formación del capital humano en un alto nivel ayuda al desarrollo de las regiones.

El profesor Ochoa explica que el Plan Retorno brinda orientación y apoyo a los interesados en vincular estudiantes en la modalidad de prácticas tanto en la Sede Amazonia como en organizaciones de la región.

“Esta modalidad no financia investigaciones. Sin embargo, orienta y apoya a los estudiantes que vienen a hacer trabajo en la región amazónica y estos pasantes pueden estar vinculados a grupos de investigación. La estrategia financia el alojamiento y la manutención del estudiante, propiciando principalmente que los estudiantes se vinculen a proyectos en la región y varios de ellos han trabajado en proyectos de investigación en la Sede”, concluye.