Conmemoramos 131 trabajando con Honor y Vocación Policia

El esfuerzo y unión, le ha permitido a la Policía Nacional crecer y fortalecer todas las capacidades institucionales para seguir sirviendo al país.

Mocoa Putumayo. Hoy la policía nacional de todos los colombianos está de aniversario, 131 años trabajando con honor y vocación policial por todos los habitantes de Colombia y el departamento del Putumayo, en compañía de los mujeres y hombres que conformamos esta institución y quienes representamos la diversidad de todo el territorio colombiano. Uniformados que hemos servido a la comunidad con vocación, sacrificio y dedicando nuestras vidas para garantizar la seguridad y convivencia a todo el país.

En esta fecha tan especial recordamos el 5 de noviembre de 1891 cuando bajo el liderazgo del entonces presidente de la República, el doctor Carlos Holguín Mallarino, fue expedido el decreto 1000, mediante el cual fue organizado un cuerpo de Policía Nacional. De esta norma y esta fecha, tomamos como puntos de referencia el nacimiento de nuestra institución que en sus inicios estaría compuesta por 300 gendarmes divididos en tres compañías.

Queremos agradecer a la comunidad en general por trabajar de la mano con nuestra institución, quienes han sido testigo del proceso que ha liderado la policía nacional para ser una institución respetuosa de las leyes y garante de los derechos.

Por eso es tan importante la participación de la reserva activa, los policías y sus familiares, de la mano de la ciudadanía en este proceso de cambio que procura construir la Policía que todos queremos. Con los encuentros «Hablemos de Policía»: donde la conversación constructiva con diferentes sectores de la sociedad es la razón de ser, fortaleciendo temas como DD. HH., uso de la fuerza, profesionalización y el componente humano del policía.

La invitación es a que sigamos adelante entregando lo mejor de nosotros, en reconocimiento por los compañeros, que hasta hoy, han ofrendado su vida con valentía en actos del servicio, a sus familias les decimos, no los olvidamos y por ellos y los colombianos seguiremos firmes en nuestra convicción que hoy más que siempre; Dios y Patria es un honor ser policía.