Se inaugura el primer museo escolar de memoria en Putumayo: Voces de la Selva

CdMH

El Comité de Memoria Histórica Voces de la Selva, conformado por estudiantes y docentes de Puerto Leguízamo, Putumayo, y el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) inaugurarán este viernes 4 de noviembre el primer museo escolar de memoria histórica en el departamento. El lanzamiento del museo, que también se llamará Voces de la Selva, se realizará en la Institución Educativa Rural Leonidas Norzagaray, en el corregimiento La Tagua, a las 10:00 a. m.

El Museo Escolar de Memoria Histórica Voces de la Selva enfatiza en la voz de los estudiantes, sus sentimientos, experiencias y análisis. Es una aproximación a la lectura que tienen los niños, niñas y adolescentes sobre las memorias y particularidades del conflicto armado en su territorio. El museo sintetiza los encuentros realizados a lo largo de dos años de trabajo con el acompañamiento técnico de la Estrategia de Iniciativas de Memoria Histórica del CNMH.

«El pasado que se cuenta como baluarte de la paz» es el lema de este espacio, que valida la escuela y a sus estudiantes como actores para la materialización de acciones de memoria y de paz. “El medio ambiente es un actor que ha sido silenciado durante años en el conflicto armado, pero hoy empieza a tener voz”, explica uno de los miembros del Comité.

El museo tendrá una exposición permanente e itinerante, y una sala de investigaciones y estudio. Su muestra permanente está dividida en cuatro capítulos: el primero cuenta la propia historia del Comité de Memoria Histórica Voces de la Selva; el segundo está dedicado al medio ambiente y su papel en el conflicto armado de nuestro país; el tercero cuenta los momentos fundamentales de la creación del departamento de Putumayo, mientras que el capítulo final, denominado Memorias del Conflicto y Construcción de Paz, recoge acciones del conflicto armado como la toma de la base militar de Las Delicias (1996) y la toma de El Coreguaje (2001), y ofrece un mensaje para la no repetición de estos hechos.

Una iniciativa que nació en el aula de clases

El Comité de Memoria Histórica Voces de la Selva se creó en 2019 bajo el liderazgo del docente Andrés Angarita. El profesor desarrolló ese año dos actividades de memoria histórica junto a varios estudiantes y, a partir de allí, se planteó la idea de construir un museo de memoria histórica en la institución. Esta iniciativa se hizo realidad con el apoyo del CNMH.

“El marcado silencio de mis estudiantes durante nuestras discusiones sobre el conflicto armado despertó en mí tristeza, conmoción, pero también esperanza”, señala el profesor Angarita, al recordar sus primeras impresiones al llegar a la institución. “Entendí que la paz en este país podría resultar más difícil de conseguir si quienes conforman el futuro no conocen su pasado y no se les permite colegir enseñanzas de él. La construcción de una mejor Colombia comienza con sus infantes, ellos deben ser llamados a conocer su historia, una historia que ha sido ceñida con violencia y que ha resquebrajado el tejido social”, concluye.

El Museo Voces de la Selva es una prueba de que la esperanza se mantiene entre quienes han vivido las afectaciones del conflicto armado. Estas voces de estudiantes y docentes soñadores en la espesura de la selva colombiana nos recuerdan que el anhelo de un país en paz total es posible.