Con muestra fotográfica y gastronómica, víctimas de Putumayo se toman Bogotá

ElEspectador – La Unión Europea apoyó el evento cultural que se dio en el Planetario de la capital. Víctimas y personas en proceso de reincorporación fueron las protagonistas de las exposiciones

Exposición de Ana Karina Delgado sobre la masacre de El Tigre, en conjunto con la Unión Europea. Foto: El Espectador

Como una “apuesta firme y decisiva por la paz” calificó Gilles Bertrand, embajador de la Unión Europea en Colombia, las inversiones en proyectos para apoyar a las comunidades de Putumayo, “entre todos los territorios de Colombia el más lejano y desconocido”, aseguró el embajador, además de “estigmatizado”.

El embajador fue anfitrión de una muestra artística y gastronómica en el domo del planetario de Bogotá, donde la Unión Europea quiso hacer un reconocimiento al “potencial” y la “calidez humana” de ese departamento, trayendo algunas de las “historias de resiliencia y transformación” que se han construida con el apoyo de la Unión Europea después de la firma del Acuerdo de Paz.

En su discurso lamentó que el Putumayo siga siendo uno de los territorios más peligroso para los líderes sociales, con 17 líderes asesinados, también uno de los departamentos donde han aumentado los cultivos de coca y la deforestación de la selva amazónica. El embajador hizo un reconocimiento especial a Jorge Santofimio, el reincorporado de las Farc asesinado este año, a quien calificó como un “socio” importante de varios proyectos de la Unión Europea en la región.

El evento además contó con la participación de la vicepresidenta de la república, Francia Márquez, quien fue enfática en reafirmar el compromiso del gobierno Petro con la paz total y la estabilización de las regiones. “Decirle no a la paz desde Bogotá y desde los privilegios es fácil”, aseguró Márquez, que calificó de “absurda” una guerra que “nunca debió ser”, apuntando que es la inversión en salud, agua potable y educación, la que permite superar los ciclos de violencia.

Dos exposiciones artísticas dieron vida a los relatos de víctimas y excombatientes del Putumayo que le apuestan a la paz con proyectos productivos y comunitarios.

La primera fue “Nosotras y el Tigre de Putumayo”, una serie de retratos de la fotógrafa Ana Karina Delgado con mujeres que vivieron la violencia después de la célebre masacre de El Tigre, cuando un grupo de paramilitares ingresaron a esa inspección del municipio de Valle del Guamuez y asesinaron a 29 personas, un episodio que “marcó profundamente a la población, especialmente a las mujeres, quienes fueron afectadas por múltiples violencias y soportaron durante años, en silencio, situaciones que superan los límites del dolor, la saña y su discriminación”.

Una masacre que, según el Informe Final de la Comisión de la Verdad, “dejó una herida que sigue abierta en el alma colectiva. “Toda la noche lloré, lloré y lloré”, dice el testimonio de una de las víctimas impreso junto a su retrato: “también tomaron nuestros cuerpos”.

Jhon Rosero, alcalde del municipio de Valle de Guamuez recordó aquellos episodios con la voz emocionada: “quienes nos tocó vivir la violencia y la sufrimos, sí quieremos la paz total”, dijo tras hacer alusión a la fuerza de voluntad de las mujeres víctimas. También lanzó una petición a la Unión Europea: “Sigan apoyando los acuerdos de paz”.

La otra muestra artística fue ‘Bosquecinas campesinas’, un montaje con curaduría de Bárbara Santos y fotografías de Federico Ríos que incluye los relatos de viva voz de víctimas y personas en proceso de reincorporación que resaltan la importancia del bosque amazónico. Esta proyección se realizó sobre el domo del planetario.

“Es indispensable recordar los hechos para que nunca se repitan”, declaró Gilles Bertrand rememorando la masacre de El Tigre, a la que calificó de “deleznable”. “Si ustedes pudieron, Colombia puede superar el conflicto y abrazar la paz”, dijo el embajador dirigiéndose a las víctimas y excombatientes presentes en el recinto.

La muestra estará en el Planetario Distrital hasta el próximo 20 de noviermbre.