Disidencias de las Farc se introducen en territorio peruano para promover el cultivo de hoja de coca

Colombia – Los disidentes ahora serían llamados Comandos de la Frontera del Ejército Bolivariano y Frente Carolina Ramírez. 

Foto : REferencia

En la mañana de este 1 de noviembre, el Diario La República dio a conocer que se confirmaba la presencia de grupos armados de Colombia que estarían actuando en Perú. Las organizaciones delictivas serían disidentes de las FARC, ahora denominados Comandos de la Frontera del Ejército Bolivariano y Frente Carolina Ramírez.

Según La República, los altos mandos de Colombia, Ecuador y Perú, reportaron la creciente presencia de los grupos armados que derivan de las extintas FARC. Así se evidenciaría en un documento conocido por el medio de comunicación en donde los jefes militares confirman las actividades criminales de los CDF-EB, y del Frente Carolina Ramírez.

Conforme a lo expuesto por el medio, jefes militares se habrían reunido entre 2019 y 2022 para negociar el cultivo de hoja de coca y la producción de cocaína en localidades ubicadas en el Putumayo, especialmente en zonas aledañas a la frontera con Colombia y Ecuador.

El mismo medio señaló que durante una incursión de dos semanas, el teniente Manuel Clavero y El Estrecho, en la provincia del Putumayo (Loreto), recogió varios testimonios sobre el reclutamiento de jóvenes por parte de las organizaciones guerrilleras. Los menores serían capturados con el fin de que cosechen hoja de coca en plantaciones en territorio peruano.

A esto se le suma que las comunidades indígenas de los Secoya, también estarían obligadas a cultivar hoja de coca. Conforme a lo expuesto por la República, estas personas son víctimas del delito denominado trabajo forzoso, que implica penas de cárcel de entre 6 y 12 años de prisión.

Según encontraron en los informes de inteligencia de Colombia, Ecuador y Perú, confirman que grupos armados de los Comandos de la Frontera del Ejército Bolivariano (CDF-EB), se introducen en el territorio peruano por largas temporadas para promover el cultivo de largas extensiones de hoja de coca, así como la producción de pasta básica y cocaína, con fines de ventas a las organizaciones internacionales.

Por su parte, las actividades del Frente Carolina Ramírez, precisa que sus actividades criminales en el Putumayo no solo tendrían que ver con el narcotráfico: “Existen coordinaciones relacionadas con el tráfico de pasta base de coca, clorhidrato de cocaína, extorsiones a ganaderos, comerciantes, conductores y campesinos, reclutamiento forzado de menores”, describe el documento.

Así las cosas, ahora que la izquierda se ha fortalecido en América Latina, se espera que los presidentes de Perú, Venezuela, Colombia, entre otros, puedan fortalecer sus lazos bilaterales para que de este modo se tomen acciones con los grupos armados.