Gobierno firmó primer acuerdo social para proteger las selvas y contener la deforestación en la Amazonia colombiana

RadioSantafe

Como uno de los hitos de 100 días del Gobierno del presidente Gustavo Petro calificó la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, la firma en Cartagena del Chairá, Caquetá, del primer acuerdo social para contener la deforestación con los representantes de los núcleos comunales, Juntas de Acción Comunal (JAC), núcleos de desarrollo forestal, mesas de concertación y diálogo y organizaciones campesinas y étnicas.

La alta funcionaria aseguró que «hoy no solo tenemos la estrategia, sino, que comenzamos a implementarla» y añadió: «Vamos a demostrar que es posible recuperar la selva con dignidad y bienestar para las comunidades”.

Destacó que este es el resultado de un trabajo sostenido de diálogo social que adelanta en su recorrido por los departamentos que conforman el arco amazónico: Meta, Guaviare, Caquetá y Putumayo, con el propósito de contener la deforestación.

La ministra de Ambiente describió los pasos con los que comenzará a cumplirse este acuerdo social, que busca contener la deforestación y desarrollar una economía forestal: “iniciamos con la zonificación ambiental participativa en 7 municipios del Guaviare y Caquetá, al tiempo que avanzaremos en el estudio de cuál es la figura jurídica que le permitirá formalizar la tierra a este campesinado. Este es otro compromiso del presidente Gustavo Petro, que es recuperar la selva”.

La ruta sobre la que transita este acuerdo tiene trazado un acompañamiento de fondo a las comunidades, garantías de seguridad jurídica, procesos de derechos humanos y un mejor enfoque en los incentivos.

En el acuerdo quedó plasmado que el cuidado de la selva debe ser comunitario y popular, de tal forma que se reconozcan los saberes, las prácticas y las formas organizativas propias para un entendimiento sincero y respetuoso entre comunidades, organizaciones, instituciones públicas y privadas; esto con el fin de cumplir un solo propósito: salvaguardar la vida en el planeta.

“Este es un día histórico para el municipio de Cartagena del Chairá. No puede haber cambios sin nosotros los campesinos que somos quienes estamos allí”, señaló a su turno Farith Murcia, miembro de la comunidad.

Los líderes de la comunidad expresaron la necesidad de crear proyectos productivos planificados desde el territorio, educación ambiental y trabajar por la no estigmatización del campesinado; Así lo manifestó el líder comunitario, Rafael Orjuela, “necesitamos que nos ayuden, que nos enseñen, pero también que nos demuestren que dejar una hectárea de bosque en pie es mucho mejor que meter una vaca”.

Al respecto, la ministra de Ambiente precisó: “Esta es la voluntad de reconocer que con incentivos correctos se puede recuperar la selva y ser promotores de esa recuperación a través de mercados viables que potencien la economía. El campesinado de esta zona de Caquetá ha generado con convicción su compromiso de cuidarla y restaurarla, trabajando en alternativas que no deforesten”.

“Es una realidad que hay campesinos asentados desde hace décadas, se necesita una extensión técnica para la recuperación de la selva, con mercados viables que potencien la economía. También debemos trabajar en ciencia y tecnología que capacite a los campesinos”, afirmó la ministra de Ambiente.

Durante su recorrido por Cartagena del Chairá y como parte del acuerdo intergeneracional por la vida y restauración de la selva, la ministra Muhamad, con varios jóvenes y adultos mayores, sembró un Carbonero y un Guayacán Amarillo, especies representativas de este departamento, “nosotros como Gobierno tenemos que sembrar con las generaciones, ellas son las que enfrentan la crisis climática,” puntualizó.

Este hecho demuestra que es posible recuperar la selva, con enfoque de dignidad y bienestar para las comunidades, puntualizó la ministra recordando que Caquetá es el segundo departamento más deforestado del país. En 2021, más de 38.383 hectáreas de selva fueron taladas.