Con “urgencia” quieren sacar de la cárcel a los de la primera línea

ElColombiano – El Pacto Histórico presentó un proyecto de ley para ese fin. Las amnistías serían individuales.

211 jóvenes están procesados por participar en las protestas. Si el proyecto de ley se aprueba, podrían pedir el indulto. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

Lo que antes era un “mico” en la paz total del presidente Gustavo Petro ahora es un proyecto de ley abanderado por el Pacto Histórico. Esa bancada presentó un articulado ante la Cámara de Representantes para indultar y amnistiar a los integrantes de la primera línea que están presos por los desmanes de las protestas del paro nacional.

El texto está abanderado por alfiles del petrismo como el senador Alirio Uribe y deja en el papel el compromiso político del gobierno con devolverle la libertad a los jóvenes que tienen procesos judiciales en curso por su presunta participación en los casos de vandalismo que se reportaron en las manifestaciones contra el gobierno anterior.

Esas marchas dejaron víctimas mortales, como lo muestra el caso de la mujer que perdió a su bebé en medio de un retén en Tocancipá (Cundinamarca) en mayo de 2021, y también daños materiales por más de $11 billones, según los cálculos que hizo para entonces la Casa de Nariño.

El articulado aterrizó en la Cámara un día después de que el Congreso tumbó los dos artículos del proyecto de ley para la paz total que pretendían otorgar esos beneficios a los jóvenes, en medio de la presión legislativa que puso a prueba las mayorías de la bancada de Petro para conseguir ese perdón social a los ‘pelados’ presos.

Es más, la iniciativa ya estaba escrita desde comienzos de octubre como un plan B a lo que terminó siendo inevitable: que la presión de la opinión pública rechazara el hecho de que el mandatario pueda otorgar indultos a dedo.

Los del Pacto Histórico creen que hay una “deuda” con quienes fueron privados de la libertad durante las protestas, entre 2019 y 2021, manifestaciones que se dieron cuando el grupo político que ahora es Gobierno estaba en la oposición.

“La juventud estaba ejerciendo el derecho constitucional a la protesta que el gobierno pasado no garantizó”, aseguró el representante del Pacto por Putumayo, Andrés Cancimance. Él afirma que el objetivo es conseguir seguridad jurídica para estas personas.

El tema de los indultos y la amnistía a las personas presas por presunto vandalismo en las protestas es un asunto de las entrañas del “gobierno del cambio” y de sus voceros, como sucede con la consejera presidencial para la juventud, Gabriela Posso, quien fue marchante.

Es más, el domingo el viceministro del Interior, Gustavo García, medió en la liberación de tres jóvenes que fueron detenidos durante desmanes en Bogotá en los que fue atacado el carro en el que se movilizaba el director de la Policía, Henry Sanabria.

Los guiños del Ejecutivo a la primera línea nacieron desde antes, pues cuando Petro tomó posesión como presidente le pidió a la Fiscalía que liberara a estos jóvenes que su consejera Posso cataloga como “presos políticos”.

Perdón social a la protesta

Ahora, este nuevo intento de conceder amnistías e indultos empieza desde la Cámara de Representantes con un proyecto de ley para el que la bancada del Pacto Histórico está buscando conseguir mensaje de urgencia del Ejecutivo.

El documento de 34 páginas plantea indultar y amnistiar, por única vez, a los jóvenes detenidos en el marco de las protestas que se dieron entre enero de 2019 y diciembre de 2021. Esos beneficios se darían de forma individual y serían los mismos presos quienes tengan que manifestar al Ministerio de Justicia su interés en tener el perdón social del Estado.

Con esto se abre la puerta a que se revisen los procesos judiciales de al menos 211 jóvenes. Los ponentes aseguran que esa evaluación se efectuaría por una única vez y son tajantes en afirmar que sobre la mesa no está la aparición de un indulto o amnistía colectiva. Hay otro punto con el que pretenden calmar las dudas de la opinión pública: no se incluirán delitos graves como las violaciones a los Derechos Humanos.

El representante José Alberto Tejada aclaró que “no estamos pidiendo que se haga borrón y cuenta nueva, tampoco que sea una amnistía subsecuente. Si tienen un problema penal en el futuro, tendrán que someterse al régimen penal correspondiente”.

El Pacto Histórico necesita que los conservadores, liberales y el Partido de la U respalden el articulado para sumar los votos necesarios para aprobarlo. Sin embargo, esos partidos cuestionaron la proposición de los indultos y amnistías cuando se abordaron en el debate de la paz total. ¿Los congresistas le harán borrón y cuenta nueva al proyecto de ley?

El tren de los indultos lo conducen los representantes a la Cámara Alirio Uribe, Leyla Rincón, Cancimance y Tejada; mientras que en el Senado esa vocería quedaría en manos de Gustavo Bolívar. El trámite de este proyecto será una prueba de fuego para ver qué tan incondicionales son los partidos de gobierno ajenos al Pacto Histórico .