“Lleva una vaquita en tu corazón” programa piloto exitoso en Putumayo

(@URestitución). Roberto Cortes, un beneficiario de la Unidad de Restitución de Tierras, cuyo predio se encuentra en Puerto Caicedo, Putumayo, se convirtió en el primer colombiano que participó en el programa ‘Lleva una vaquita en tu corazón’, una iniciativa de la empresa Somex, originaria del departamento de Antioquia.

Cortes fue seleccionado gracias a su compromiso y actitud, recibiendo como incentivo por su participación en este primer piloto un año gratis de sales mineralizadas, así como el acompañamiento técnico en el proceso de nutrición y manutención de los 31 bovinos con los que cuenta, parte de los cuales obtuvo a través de un fallo de restitución de tierras.

Durante la etapa de diagnóstico, los profesionales asignados por la empresa, en compañía de los técnicos de proyectos productivos de la Unidad de Restitución de Tierras, detectaron que los animales presentaban una deficiencia nutricional; reflejando un déficit de los parámetros productivos y reproductivos. Pero un año después, la evaluación final arrojó resultados satisfactorios que se evidenciaron en una significativa recuperación en el estado de los semovientes. Asimismo, Roberto aprendió, junto con sus tutores, aspectos relacionados con manejo sanitario y nutrición de sus animales, lo que significó un aumento de preñeces al 100%, además de una notoria mejoría en la condición corporal de los ejemplares.

‘Lleva una vaquita en tu corazón’ nació en el año 2021 como una iniciativa de responsabilidad social de la empresa antioqueña Somex, comercializadora de sales mineralizadas. Su objetivo principal es contribuir con pequeños ganaderos en el desarrollo de sus procesos; que desean progresar en su actividad, y que no cuentan con recursos ni asistencia técnica para tal fin.

De esta manera, después de analizar las condiciones con las que contaba el beneficiario, se inició el proceso a través del cual Roberto Cortes aprendió a realizar técnicamente el trabajo sanitario de sus animales, así como la suplementación individualizada y estratégica en hembras y terneros, resultados que se van a reflejar en la venta de su ganado a un precio mucho más alto.

Este caso exitoso, marca el punto de partida de una alianza estratégica entre la empresa antioqueña y la Unidad de Restitución de Tierras, al tiempo que abre puertas a la posibilidad de que muchos otros pequeños ganaderos restituidos se vean beneficiados de este efectivo programa social.