Hallan en la planta prontoalivio sustancias con potencial antiinflamatorio y anticancerígeno

ANUNAL – Carvona y citral fueron las sustancias encontradas en esta planta cultivada en el Pacífico colombiano, luego de un estudio genético de sus componentes químicos; la primera con propiedades antiinflamatorias y la segunda con propiedades anticancerígenas, podrían convertirse en insumo para futuros fármacos. Este estudio, además de dar luces sobre el uso médico de esta especie vegetal, apoyaría la economía de las comunidades de esta región del país.

La planta prontoalivio ha sido utilizada de generación en generación por sus propiedades curativas. Foto: portal de internet Jardinería Holística.

“Con la investigación se pudo determinar la diversidad de prontoalivio mediante el análisis morfológico de la planta, de su estructura genética y de sus hojas. También fueron relacionadas las concentraciones de los diferentes metabolitos secundarios que la componen a través de diversas metodologías, y por último se hizo la caracterización genética con genotipificación por secuenciación”, señala Gisela Mabel Paz, doctora en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, líder de la investigación.

La genotipificación por secuenciación es un método utilizado para determinar las variaciones específicas que existen en un gen; es una técnica de nueva generación que no se había utilizado antes en evaluaciones de esta especie.

El prontoalivio es un arbusto aromático originario de América, tiene 2 m de largo y ramas de crecimiento determinado y esparcidas, con hojas de 2-7 cm opuestas, o algunas veces alternadas. Se caracteriza por presentar cambios en la composición química de sus aceites esenciales, dependiendo del estado de desarrollo de la planta, el clima, la ubicación geográfica y las características fisicoquímicas del suelo.

Para el estudio se colectaron 44 plantas de los jardines de casas en los departamentos de Chocó (3), Valle del Cauca (1), Cauca (10), Nariño (5), Putumayo (5) y Amazonas (10), además de las introducciones de Ecuador (8) y Costa Rica (1), que formaban parte de la colección del Banco de Plantas Medicinales del Centro Experimental de la UNAL Sede Palmira (CEUNP).

Con la investigación se identificaron varios quimiotipos, “es decir plantas que a pesar de ser de la misma especie pueden tener productos químicos diferentes; así, encontramos unos ricos en carvona –que tiene propiedades antiinflamatorias– y otros en citral, que es un potente anticancerígeno. De tal forma, al conocer las propiedades químicas logramos determinar cuáles eran citral y cuáles carvona, lo que sirvió para identificar sus cualidades medicinales”, explicó la profesora Paz.

El mayor número de compuestos se encontró en Chocó (72) y el menor en Cauca (29). Tras cumplir con los objetivos propuestos en el estudio, la investigadora buscará financiación para continuar con la segunda fase del proyecto y lograr establecer cadenas de valor productivas con esta planta en las comunidades de la región suroccidental del país, iniciativa que buscará beneficiar la producción y mejorar la calidad de vida en estos territorios.

Prontoalivio y parte de la investigación
La investigación formó parte del trabajo de tesis doctoral en la línea de investigación de mejoramiento genético, del Grupo de Investigación Diversidad Biológica Química de Productos Naturales, la cual contó con la dirección de los profesores Ricardo Benítez, de la Universidad del Cauca, y Amanda Ortiz y Jaime Eduardo Muñoz de la UNAL Sede Palmira.

“En un inicio se planteó para determinar las 10 plantas medicinales más utilizadas por las comunidades indígenas del Pacífico colombiano, dentro de las cuales se encontraba prontoalivio, con la idea de buscar proyectos productivos que beneficiaran a las madres cafetaleras”, intención que en principio fue planeada por la Federación Nacional de Cafeteros y la Universidad del Cauca, donde dicta clases la doctora Paz.

El profesor Jaime Eduardo Muñoz, uno de los directores de la tesis doctoral y vicerrector de la Sede, concluye señalando que “dada la relevancia de la genotipificación, hoy la UNAL Sede Palmira trabaja en un artículo científico con su autor Robert J. Elshire”.