Organizaciones sociales del sur por la paz total

PrensaRural – Las comunidades y sus organizaciones despliegan su capacidad de movilización, expresando la esperanza en las propuestas del nuevo gobierno y concretar la participación en una iniciativa popular que busca potenciar las dinámicas de participación de esta zona del país, profundamente afectada por el conflicto armado y las tensiones frente al modelo de tenencia de la propiedad, que históricamente a excluido a miles de familias camposinas, indígenas y afrodescendientes.

Organizaciones sociales del los departamentos de Caquetá, Putumayo, Huila, Cauca y Valle del Cauca avanzan en una movilización desde el 23 de septiembre y hasta el 28 de este mes en lo que denominan un ejercicio pedagógico que los llevara desde el departamento de Nariño hasta Bogotá, movilización que han decidió llamar “Los vientos del sur por una Colombia para la vida”, y bajo la consigna “El macizo vive”.

Más de 500 campesinos transportándose en tradicionales chivas, provenientes de las subregiones Cordillera, Norte y Centro del Departamento de Nariño, partieron de la ciudad de Pasto en movilización hacia Bogotá, uniéndose con campesinos y movimientos sociales, del Cauca, Putumayo, Huila y Oriente del Tolima. La Movilización Pedagógica Desde El Sur llegó en la noche de ayer 25 de septiembre de 2022 al municipio de la Vega, Macizo Colombiano, donde reafirman el respaldo de las comunidades a los Diálogos Regionales, donde aseguran participaran como territorios y comunidades, aportando a la construcción del Plan Nacional de Desarrollo.

La movilización tiene como objetivos visibilizar las problemáticas sociales, económicas y de DH que vive la región Suroccidental, aportar a través de un proceso pedagógico popular a la comprensión del programa y las líneas que se llevarán a los Diálogos Regionales Vinculantes, y defender en la calle, en disputa con la derecha, las reformas necesarias para el cambio real que lidera nuestro gobierno del Pacto Histórico en cabeza de Gustavo Petro y Francia Márquez.

Las comunidades y sus organizaciones despliegan su capacidad de movilización, expresando la esperanza en las propuestas del nuevo gobierno y concretar la participación en una iniciativa popular que busca potenciar las dinámicas de participación de esta zona del país, profundamente afectada por el conflicto armado y las tensiones frente al modelo de tenencia de la propiedad, que históricamente a excluido a miles de familias camposinas, indígenas y afrodescendientes.

Uno de los ejes centrales es la exigencia de un cese al fuego en el territorio, que permita abrir el escenario de construcción de la paz total, donde también se garantice la implementación del acuerdo final con las extintas FRARC-EP y se potencie la construcción de acuerdos que desactiven las dinámicas de violencia que impactan principalmente a las comunidades rurales, garantizando además desmantelar la relación, que denuncian las comunidades, que aún existe entre las fuerzas militares y el paramilitarismo. Parar la guerra es un imperativo que exige esta movilización, ya que el recrudecimiento del conflicto armado sigue afectando especialmente el suroccidente colombiano.

En la concentración de las comunidades del sur en La vega, departamento del Cauca, Se contó con la participación de la Ministra de Ambiente, el consejero para las regiones y funcionarios de gobierno que buscan llevar elementos unificados para la protección, conservación y pervivencia del cinturón andino amazónico para la vida humana.