Armada de Colombia incautó 350 metros cúbicos de madera

Durante el 2022 la Fuerza Naval del Sur ha logrado incautar más de mil metros cúbicos de madera en el suroriente colombiano.

Unidades de la Armada de Colombia en desarrollo de operaciones conjuntas con el Ejército Nacional, coordinadas con la Policía Nacional e interinstitucionales con la Fiscalía General de la Nación, lograron incautar 350 metros cúbicos de madera en los municipios de Puerto Asís, Valle del Guamuez y Villagarzón en el departamento de Putumayo.

Tropas del Batallón Fluvial de Infantería de Marina No. 30 desarrollaron operaciones de registro y control en varios talleres de carpintería de estos municipios, hallando en su interior 1.600 piezas de madera que sumaron un total de 350 metros cúbicos de las especies Amarillo, Granadillo, Pardillo y Polvillo, los cuales no contaban con los respectivos soportes legales para su uso y comercialización.

Al interior de las infraestructuras se encontraban seis sujetos los cuales fueron capturados por el delito de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales según el Artículo 328 de la Ley 599 de 2000 del Código Penal, el cual prohíbe las acciones y delitos que atentan contra el medio ambiente y los recursos naturales renovables, siendo puestos junto con la madera incautada a disposición de las autoridades competentes y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia – Corpoamazonia.

La tala ilegal de estos 350 metros cúbicos de madera corresponde a 537 árboles, equivalentes a cerca de media hectárea de bosque tropical deforestada en este pulmón del planeta.

Según cifras entregadas por el Ministerio de Medio Ambiente, entre el 2001 al 2021 se deforestaron más de tres millones de hectáreas, de las cuales 1.858.285 corresponden a la Amazonía colombiana. Así mismo se estima que al finalizar el 2021 la deforestación en esta región del país tendrá un aumento cercano al 11 % respecto al año anterior.

La Armada de Colombia, a través de la Fuerza Naval del Sur, ratifica su compromiso con la preservación de los recursos naturales, con el desarrollo de acciones que contribuyan a la preservación del medio ambiente, al tiempo que invita a la comunidad a denunciar aquellos actos delictivos que ocasionan daños irreparables al medio ambiente amazónico.