Juegos en línea en Colombia representan más del 30% de los ingresos del sector

El crecimiento del juego online en Colombia se puede notar gracias al impacto económico que este genera. Durante los primeros seis meses del 2022, la recaudación ha marcado cifras históricas en el país, lo que además representa un crecimiento más que notable si se toma en comparación la misma época, pero del año pasado.

Las autoridades colombianas aseguran que este crecimiento sostenido de la industria del juego responde al plan que se ha trazado durante los últimos años, pero en especial tras la pandemia, donde ha sido necesario generar acciones de reactivación de la economía local.

En este sentido, Coljuegos ha sido uno de los grandes responsables de potenciar los juegos de azar, tanto en vivo como en línea. En este sentido, el organismo fue creado en 2011, pero comenzó su labor en territorio nacional en 2012 con la intención de administrar y fiscalizar todo lo referente al sector de los juegos de azar, pero también es responsable de la explotación de los juegos localizados, los novedosos, así como las rifas y promociones.

Es precisamente Coljuegos quien permite conocer el crecimiento de la industria del juego, gracias a la divulgación de los datos de recaudación luego de cada trimestre. En este sentido, en el último reporte de la entidad se dio a conocer que los juegos localizados (es decir, casinos, bingos, apuestas deportivas y carreras virtuales) son los responsables de poco más del 40% de lo recaudado durante la primera mitad del año. Mientras que los juegos en línea se ubican en un 32%. El 26% se lo reparten entre los juegos novedosos (Baloto o Súper Astro) y los juegos promocionales y las rifas.

Los datos financieros que aporta Coljuegos permiten ver como las apuestas se han consolidado en el país. Especialmente los juegos en línea. Y gracias a las legislaciones que se han aplicado en el país, esto solo puede verse como una noticia positiva, aunque para muchos los juegos de azar están asociados con malos hábitos.

Pero esto no tiene que ser así. Colombia ha luchado por eliminar y sancionar la ilegalidad del juego, buscando crear un ambiente más seguro y responsable a la hora de apostar. Además, genera un impacto positivo en otros sectores de la sociedad, pues lo recaudado con los juegos de azar se destina en gran parte al sector de la salud colombiana.

El incremento de la popularidad de los juegos en línea, y por ende la mayor cantidad de dinero que aporta al Estado, se puede explicar gracias al efecto que han tenido las nuevas tecnologías en todos los ámbitos del día a día. Al final, son herramientas que han dotado de comodidad a los jugadores, que han visto como ahora es posible jugar a la ruleta, póker o al blackjack desde la comodidad de la casa.

Un aumento que no ha mostrado señales de que vaya a frenar pronto. Se espera que para el cierre del 2022 lo recaudado por Coljuegos gracias al sector de los juegos de azar superé la cifra que se consiguió al final de 2021. Un incremento que debería ser fácilmente de más del doble del dinero.

Por ahora, estas expectativas se han ido cumpliendo. En abril del año pasado la recaudación era de 131 millones; mientras que este año rozó los 300 millones. Un aumento de más del 200%.

Este dinero que genera el casino en Colombia, las promociones, rifas y juegos novedosos se ha repartido entre el Fondo Salud, el Fondo Nacional de Pensiones, la Seguridad Social en Salud y Colciencias. Lo que demuestra que el proyecto colombiano es pionero en la región, pero además un modelo exitoso, y por ello muchos países están tratando de seguir sus pasos en el tema de la legislación del juego.

Chile quiere seguir los mismo pasos

Actualmente son pocos los países latinoamericanos que cuentan con leyes claras en relación a las apuestas deportivas. Chile, por ejemplo, no tiene ninguna ley al respecto, pero esto no ha evitado que los chilenos puedan jugar en páginas internacionales y apostar en sus deportes favoritos, que han demostrado ser el fútbol y el tenis.

Sin embargo, esto pronto va a cambiar. Chile está trabajando para crear la primera normativa que regule el sector de las apuestas deportivas. Aunque sí cuenta con una ley de Casinos, encargada de los casinos físicos del país y donde uno de los juegos más populares es el bingo.

El proyecto de ley en Chile se presentó en julio del año pasado, con la intención de crear un sector más seguro para los apostadores, además de aumentar la recaudación a nivel fiscal y así repetir el caso colombiano.

Solo queda esperar sin más países ven y entienden que los juegos de azar son una oportunidad de mejorar la economía local. Eso sí, con leyes claras y dotando de mayor seguridad y educación a los jugadores.