Dos hombres fueron privados de la libertad por presuntas agresiones en contra de sus compañeras sentimentales en Putumayo

Fiscalia

A Franky Yesid Solarte Noguera y Luis Antonio Rivera García la Fiscalía les trasladó escrito de acusación como presuntos responsables del delito de violencia intrafamiliar agravada por presuntas agresiones físicas y verbales en contra de sus compañeras sentimentales en hechos registrados en Puerto Asís y La Hormiga (Putumayo).

En la fotografía aparece un capturado, junto a personal de CTI y Ejército Nacional. En la parte posterior de la imagen se ven banners de Ejército Nacional y la Fiscalía General de la Nación.   
Franky Yesid Solarte Noguera  fue capturado por orden judicial por uniformados de CTI  y Ejército en Puerto Asís (Putumayo).

En el primer caso, los hechos materia de investigación sucedieron el 13 y 16 de mayo pasado en el barrio Villa Paz II de Puerto Asís Putumayo, donde Solarte Noguera, al parecer, agredió físicamente a su compañera sentimental con destornilladores, tijeras, corta uñas y botellas de cerveza. También habría intentado estrangularla.

En la fotografía aparece un capturado, junto a personal de Policía Nacional. En la parte posterior de la imagen se ven banners de Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación.  
Luis Antonio Rivera García en presunto estado de alicoramiento habría agredido a su compañera sentimental.

El hombre, quien fue capturado por orden judicial por uniformados de CTI y Ejército, al parecer habría hecho abortar a la víctima en tres oportunidades. También se presume la amenazaba de muerte o con atentar contra la vida de su familia, sembrando temor en la mujer con quien sostiene una unión marital de hecho hace siete años.

Por su parte, Rivera García fue capturado en flagrancia en el barrio la Libertad en la Hormiga (Putumayo), a donde se presume llegó en estado de alicoramiento y agredió con puños a su compañera sentimental.

Los vecinos del sector alertaron a la Policía, que llegó al lugar mientras el hombre presuntamente continuaba agrediéndola con palabras soeces. A la víctima le dieron una incapacidad médica de 20 días.

A los dos procesados la Fiscalía los presentó ante un juez con función de control de garantías quien los aseguró en centro carcelario luego de que no aceptaran su responsabilidad en los hechos.