Reforma agraria arranca con la titulación de 681.372 hectáreas de tierra

ElESpectador – El Ministerio de Agricultura informó que los beneficiarios son campesinos, indígenas y afrodescendientes. Los títulos que fueron expedidos este mes serán entregados entre el 21 de septiembre y el próximo 15 de noviembre.

Este miércoles, la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Cecilia López Montaño, anunció que la reforma agraria del gobierno de Gustavo Petro se inicia con la titulación de 681.372 hectáreas de tierra que beneficiarán a campesinos, indígenas y afrodescendientes.

Los títulos que fueron expedidos este mes serán entregados a los beneficiarios desde hoy (21 de septiembre) y hasta el próximo 15 de noviembre. Gerardo Vega, director de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), explicó que en el anuncio se incluyen 10 constituciones o ampliaciones de resguardos indígenas (en total 297.000 hectáreas), que beneficiarán a 1.044 familias en Cauca, Putumayo, Antioquia, Córdoba, Tolima, Risaralda, Amazonas, Huila y Vichada.

También tres titulaciones colectivas a consejos comunitarios, que benefician a 310 familias (en total 2.138 hectáreas) y 23 títulos para entidades de derecho público “escuelas, centros de salud, que necesitaban formalizarse para que haya inversión desde lo municipal o departamental”.

Además, se entregarán 266 títulos de tierra que en este caso, asegura Vega, no es formalización, sino adjudicación “a campesinos que no tenían tierra”, en total 427 hectáreas en Bolívar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, Sucre, Putumayo, Nariño, Risaralda, Tolima, Antioquia, Cauca, Caldas y César. Más 225 títulos de formalización de predios privados (203 hectáreas) y 40 resoluciones de restitución de tierras (210 hectáreas) que son resultados de órdenes judiciales.

De acuerdo con la ministra, el anuncio es el resultado de un esfuerzo del Ministerio y de sus agencias para agilizar el proceso. “La titulación masiva de predios es un reflejo del compromiso del gobierno con la reforma agraria y el cumplimiento del Acuerdo de Paz”.

En esta fase se entregarán los títulos de propiedad de los predios formalizados en 19 departamentos, las familias beneficiadas ya están siendo contactadas por la ANT.

“Esperamos que con esto se dé un mensaje de tranquilidad para quienes aspiran al acceso y formalización de la tierra. Aquí no puede ser ni con organismos privados de protección de la propiedad privada, ni invasiones, ni ocupaciones. Todo se hará por medio de la vía institucional”, dijo el director de la ANT.

La ministra también se refirió a las invasiones a predios, que han sido noticia en las últimas semanas en el país y que, según lo dicho por el Gobierno, dificultan el plan para una reforma agraria. López sostiene que en algunos casos hay negocios de por medio, en estos “se aplica la ley con toda la fuerza”, mientras que otros casos son producto de los reclamos de deudas históricas. En estos últimos asegura que se han adelantado conversaciones, pero que también se ha aplicado la ley.

“Pasar a la legalidad, a la formalidad, significa tener acceso a todos los instrumentos que el Gobierno ha previsto para los sectores que trabajan en el campo y que no han tenido la posibilidad de producir con los apoyos del Estado. Es un mensaje claro de que la política agraria es una realidad y, por tanto, no se justifican ni ocupaciones ni invasiones”, aseguró.

“Tenemos como meta cumplir el punto uno del acuerdo de La Habana, serían tres millones de hectáreas de tierra nueva y siete millones para formalizar. Ya empezamos, de ahí vamos a ver cuáles serán las siguientes etapas”, aseguró.

Una de las grandes apuestas de este Gobierno es la aplicación del catastro multipropósito. Cuando se logre, el Gobierno subirá los impuestos a la tierra, principalmente, para los grandes latifundios que se han beneficiado de, por ejemplo, los megaproyectos de infraestructura.

Con más impuestos, quienes tienen la tierra y no la aprovechan deberán ponerla a producir o venderla, en palabras del Gobierno. La falta de información predial impide que tributen (o al menos que tributen lo justo y necesario) quienes podrían y deberían hacerlo. En el caso de quienes decidan vender, el Gobierno planea comprar tierra con deuda pública para redistribuirla.

Según la información entregada por el Gobierno, el Ministerio también dispuso una oferta institucional en la que se impulsarán proyectos de generación de ingresos y apoyo a apuestas productivas para comunidades organizadas a través de la Agencia de Desarrollo Rural.

Diego Bautista, presidente de la agencia, manifestó que, ahora que los nuevos propietarios tienen su tierra formalizada, llegarán para “acompañarlos con fomento y formalización asociativa, asistencia técnica, proyectos productivos, adecuación de sus tierras y comercialización para el desarrollo y la generación de ingresos”.