Procuraduría halló irregularidades en proyectos financiados con plata de regalías que eran para atender la pandemia

Semana – La Procuraduría halló irregularidades en proyectos de MinCiencias que fueron aprobados en 2020. 84 % no se han terminado.

Obra inconclusa financiada con recursos de regalías. – Foto: Procuraduría

Aunque los impuestos que pagan los colombianos se manejan a través del presupuesto general y los aportes que realizan las empresas que explotan el subsuelo, a título de regalías, se distribuyen a través del presupuesto bienal de regalías, en ambos casos se trata de recursos del Estado que deben servir para promover el desarrollo del país. Por eso llama la atención que se continúe la fiesta con la plata de las regalías y más, que la entidad pública implicada sea el Ministerio de Ciencias.

La Procuraduría General revisó 55 proyectos aprobados en 2020, en esa cartera, y hasta agosto, cuando se concluyó la investigación, el 84 % no había sido terminado.

La entidad del Ministerio Público evidenció irregularidades y deficiencias en la ejecución de más de 50 proyectos del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencias.

El fin de las obras previstas es el fortalecimiento de laboratorios regionales en el marco de la emergencia declarada por el covid-19, financiados con recursos de regalías. En otras palabras, prácticamente se acabó la pandemia y los proyectos están en veremos.

Si bien los recursos involucrados, en comparación con los que se obtendrán con la reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro, no son tan billonarios, se trata de mucho dinero en riesgo (por no terminación de obras), en medio de un escenario de escasez de recursos, de propuestas para el manejo eficiente de los dineros públicos y de lucha contra la corrupción.

La alerta lanzada por la Procuraduría proviene de una revisión realizada por el Grupo Especial de Seguimiento al Sistema General de Regalías de esa entidad, luego de la cual, “se evidencianretrasos en la ejecución de los proyectos aprobados, prevista para 12 meses, pues debieron iniciar su operación durante la declaratoria de emergencia económica, social y ecológica en todo el territorio nacional, derivada de la pandemia”.

Hallazgos

1. Del universo de proyectos revisados, 13 presentan un avance físico inferior al 40 %, y los recursos previstos son de 52.640.480.791 pesos, es decir, el 75,2 % de los dineros involucrados en el escándalo de Centros Poblados. No obstante, en la opinión pública suele hacer menos eco el despilfarro de los recursos de las regalías.

2. Los proyectos que llevan una ejecución inferior a la mitad están ubicados en Amazonas, Bogotá, Boyacá, Cauca, Córdoba, Meta, Nariño, Putumayo, Sucre y Tolima.

3. La Procuraduría encontró nueve proyectos que registran una ejecución estimada entre el 40 % y el 80 %, por valor de $ 68.471.858.246.

4. Hay 19 proyectos que tienen una ejecución superior al 80 % por valor de 89.526.289.495 pesos.

5. Figuran otros 14 proyectos terminados por valor de $ 41.158.626.421.

Los ejecutores

De acuerdo con lo expuesto por la Procuraduría, entre las entidades ejecutoras se encuentran departamentos, instituciones de educación superior, Empresas Sociales del Estado (E.S.E), y otros actores que son parte del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación CTeI.

Una de las preocupaciones que expresa la Procuraduría es que, hasta el momento, “no hay claridad, respecto de la operación y sostenibilidad de los proyectos una vez termine la etapa de inversión y por las deficiencias en las labores de supervisión, así como en el registro de información en la plataforma para el reporte y seguimiento de información de los proyectos ejecutados con recursos del Sistema General de Regalías y en las publicaciones en SECOP (plataforma en la que se debe mostrar toda la contratación pública)”.

Un sistema muy vigilado

El sistema de regalías, cuando se reformó porque era una especie de ‘caja menor’ para la corrupción y los recursos se utilizaban para hacer piscinas de olas en zonas donde no había agua, involucró un sistema de vigilancia y control del que forma parte la Contraloría General y Planeación Nacional, que reciben recursos para hacer la tarea de vigilar que la plata se invierta con eficiencia. Sin embargo, las situaciones irregulares continúan en medio de tantas necesidades de inversiones.