Las trampas que no tienen solución en las calles de Puerto Asís

Putumayoaldia – Jesús Bernal

La ausencia de las tapas de los pozos de alcantarilla y de cajas de inspección del alcantarillado de Puerto Asís, se han convertido en trampas que pueden generar potenciales accidentes para los conductores de motos y vehículos y los transeúntes en la ciudad.

Desde antes de la primera vuelta presidencial se advirtió de parte de la comunidad educativa que en la avenida que conduce al hospital de alta complejidad en el sector de San Fernando y donde esta ubicado el colegio que alberga unos 100 estudiantes y que es una zona de alto tráfico vehicular, existen dos pozos del sistema de alcantarillado que no cuentan con su respectiva tapa, convirtiendo en puntos de posibles accidentes y de otro lado se facilita la obstrucción del alcantarillado que viene sufriendo colapsos cada vez que llueve, al llenarse de basuras y residuos.

En otro punto de alto tráfico en la vía al Cementerio Central y la carrera 25, una tapa de una caja de inspección fue destruida desde hace tres semanas y no hay respuesta de la empresa de acideducto responsable de su mantenimiento y vigilancia.

En el sector del Barrio Luis Carlos Galán III Rtap, hace cerca de un mes fueron dejados unos viajes de material de río y de forma paralela desapareció una tapa de otro pozo de alcantarilla. De igual manera al final de la Avenida de los Estudiantes, otra tapa se fracturó por culpa del tráfico pesado.

De manera extraoficial un funcionario manifestó telefónicamente en el mes de junio, que las tapas serían repuestas porque están en un plan de manejo de la empresa.

Algunas tapas de esos pozos y cajas de inspección han desaparecido aparentemente en casos de hurto, otras se han quebrado al false su estructura de concreto. Otras no han sido reemplazadas o isntaldas sin explicación. En su mayoría no tiene ninguna señalizacion de precaución lo que deja ver a las claras el olvido de las autoridades y la falta de denuncia ciudadana.

A la fecha y después de seis meses, los estudiantes, padres de familia y conductores están expuestos a un potencial accidente. La distancia entre los pozos sin sus tapas no supera los 4p metros. Esa institución fue sede de un puesto de votación en las elecciones presidenciales de primera y segunda vuelta.