Ofensiva judicial contra los delitos ambientales en Putumayo, Valle del Cauca, Antioquia y Boyacá

Fiscalia – Siete personas fueron judicializadas, entre ellas los presuntos integrantes de una red señalada de arrasar la Amazonía y traficar especies protegidas de madera hacia Ecuador y otros destinos.

Foto Archivo

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, logró la captura y judicialización de siete personas que estarían involucradas en delitos ambientales.

  • Acciones judiciales contra la deforestación en la Amazonía colombiana

En Putumayo, en una labor articulada de la Fiscalía, el Ejército Nacional, la Policía Nacional y la Armada Nacional, fueron detenidos seis presuntos integrantes de una red dedicada a la obtención, acopio y comercialización de productos maderables en vía de extinción. Más de 128 metros cúbicos de madera fueron incautados en el curso de los procedimientos.

Estas personas son señaladas de extraer ilícitamente especies protegidas en áreas de reserva de Puerto Asís, Mocoa, Valle de Guamuez, Orito, Villagarzón y Puerto Guzmán, sin los permisos ambientales. Al parecer, la madera era acopiada en inmuebles y, posteriormente, enviada a puertos fluviales para moverla a Ecuador y otras ciudades en territorio colombiano.

La Fiscalía imputó a los detenidos los delitos de ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables y daño en los recursos naturales en áreas de especial importancia ecológica.

  • Intervenido frente de minería en el río Cacerí (Antioquia)

En una acción investigativa del CTI de la Fiscalía y la Policía Nacional fue descubierto un complejo de explotación ilegal de oro en la modalidad de cielo abierto y socavón, en zona rural del Cáceres (Antioquia), en un área declarada por el Gobierno Nacional como de especial protección ambiental por los altos índices de contaminación en la región del bajo Cauca antioqueño.

En el lugar fue hallada una estructura rústica acondicionada con maquinaria pesada, explosivos, motores usados para la extracción del metal y sustancias tóxicas como el mercurio que, de acuerdo con las verificaciones, eran vertidas indiscriminadamente sobre el río Cacerí y otras fuentes hídricas. Asimismo, los investigadores evidenciaron la pérdida acelerada de vegetación y del subsuelo en los puntos donde se ejercía la actividad ilegal.

En las diligencias se incautaron dos excavadoras, plantas eléctricas y tres motores para succión de agua. Estos elementos fueron destruidos de manera controlada.

  • Fiscalía frenó daño ambiental por explotación de carbón en Boyacá

El CTI de la Fiscalía detectó un frente de explotación ilícita de carbón en la modalidad de socavón, que estaría generando un grave daño ambiental en zona protegida del Páramo Rabanal, en Ventaquemada (Boyacá). Durante el procedimiento se encontró maquinaria hidráulica y eléctrica, y se constató que se obtenía el mineral sin licencia ambiental ni los permisos de ley. De igual manera, fueron incautados un motor, un tractor, una motosierra y 12 toneladas de carbón mineral.

El propietario de la mina fue capturado e imputado por los delitos de: daño en los recursos naturales y ecocidio agravado; explotación ilícita de yacimiento minero y otros materiales, y fraude a resolución judicial.

  • Golpe a las finanzas ilícitas del ‘Clan del Golfo’ en Valle del Cauca

La Fiscalía, la Policía Nacional, el Ejército Nacional y la Armada Nacional ubicaron un punto de extracción ilegal de oro en Bajo Calima, en Buenaventura (Valle del Cauca). La labor ilícita estaría a cargo del ‘Clan del Golfo’ y sería la responsable del grave daño ambiental a los recursos hídricos, la flora y la fauna de la zona.

En el lugar fueron incautadas siete dragas tipo buzo y 12 motobombas.