Líderes indígenas: la Amazonia está en “alerta roja” por deforestación y contaminación

Semana – Los nueve países amazónicos son: Perú, Brasil, Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia, Guyana, Guyana francesa y Surinam.

Esta foto del 22 de mayo del 2022 proveída por Xingu + Network muestra un camino ilegal dentro de un área protegida llamada Estación Ecológica Terra do Meio (Tierra Media) en el estado de Pará, en la Amazonía brasileña. El camino de tierra está ahora a apenas unos pocos kilómetros de conectar dos de las áreas más deforestadas en la región. Foto: Xingu + Network vía AP. – Foto: Foto: Xingu + Network vía AP.

Líderes indígenas reunidos este martes en Lima (Perú) advirtieron que la Amazonia se encuentra en “alerta roja”, porque el 26 % de su ecosistema ha sido destruido irreversiblemente por la deforestación, la contaminación y el narcotráfico.

Para nosotros anunciar que la Amazonia está contaminada y destruida en un 26 % es una alarma muy grande”, dijo a la AFP el venezolano Gregorio Mirabal, líder de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica).

“Es una alerta roja que nos dice que, si no hacemos algo ahora, no se van a lograr los objetivos de desarrollo de 2030 ni lograr los grandes acuerdos de la COP de Glasgow (Escocia) del año pasado y (de lo que) va a ser en Egipto”, aseguró Mirabal, de 54 años, quien estuvo presente en la reunión con una corona de plumas rojas y amarillas.

Reunidos en la V Cumbre de Pueblos Indígenas, los líderes amazónicos e investigadores de nueve países presentaron un informe que demuestra que la Amazonia se encuentra en un punto de no retorno debido a las altas tasas de deforestación y degradación que, combinadas, alcanzan ya el 26 % de la región.

El 74 % restante sigue en pie, pero requiere protección inmediata.

Los gobiernos han dicho que van a salvar la Amazonia, pero con estos números no están cumpliendo. Estamos superando los límites para que la Amazonia llegue al punto de no retorno”, agregó el líder del pueblo wakuenai kurripaco.

“La temperatura va a subir en dos grados si vamos a ese ritmo de deforestación”, alegó. Según el dirigente, hay unos 511 pueblos indígenas con 500 lenguas distintas, y 200 pueblos en aislamiento transitan en las fronteras de los países amazónicos.

“El pulmón del mundo está en peligro y por eso alertamos para salvar la Amazonia”, declaró a la AFP Zenaida Yasacama, vicepresidenta de la poderosa Conaie (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador).

“Por la Amazonia el mundo respira el aire puro. Los nueve países están siendo amenazados con tema del extractivismo, minería y tala de árboles. Estamos atravesando una situación bastante crítica”, señaló esta líder del pueblo Kichwa de Pakayacu.

Otro problema grave abordado en la cumbre es el asesinato de los defensores y líderes de la Amazonia, que superan los 280 en los diferentes países.

“Estamos llegando a un número extremadamente grave. Estamos superando los 280 hermanos asesinados en la Amazonia”, subrayó Mirabal.

El Coica representa a 3,5 millones de indígenas amazónicos de nueve países.

“La Amazonia está sufriendo porque estamos siendo invadidos por madereros, petroleros y los que atacan nuestros territorios. Queremos dar un grito de socorro”, dijo a la AFP la brasileña Marciely Tupari, de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Amazonia Brasileña.

Proyecto de ley busca proteger la Amazonia colombiana

El representante a la Cámara por el departamento del Putumayo, Carlos Ardila, radicó junto a varios congresistas del Partido Liberal un proyecto de ley para salvar y conservar la biodiversidad en la Amazonia colombiana.

Esta iniciativa tiene como objetivo buscar recursos para el territorio, conservar y restaurar ecosistemas, y generar criterios verdes para la toma de decisiones y para la construcción de infraestructura verde, por parte de las entidades públicas que tengan sede en territorio amazónico.

Para ejecutar y financiar el proyecto, Ardila propone una sobretasa al consumo excesivo del agua por encima del mínimo vital, con criterios diferenciales para cada municipio y estrato socioeconómico, los cuales serán dirigidos al Fondo Nacional Ambiental (Fonam) y al Ministerio Ambiental, donde se destinarán los planes de ordenamiento territorial al menos a seis departamentos que conforman la Amazonia colombiana.

Según Ardila, “la Amazonia colombiana no está organizada. No cuenta con planes básicos de ordenamiento regional, son obsoletos o insistentes. En muchos municipios ni siquiera cuentan con programa básico. Se necesitan restaurar los ecosistemas de la Amazonia colombiana”.

*Con información de la AFP.