Exigen «respetar la Constitución» a quienes invaden tierras en el país

ElNuevoSiglo

La ministra de Agricultura, Cecilia López, desde San Miguel (Putumayo) hizo un llamado de atención a las personas que están invadiendo tierras productivas pertenecientes a privados en los departamentos de Cauca, Valle del Cauca y Cesar.

En medio de la agenda que lleva la ministra al asistir a los diálogos sociales en varios municipios del sur del país, López afirmó que esto que les hacen a los campesinos es un mensaje crítico.

“No es invadiendo tierras. Tienen un Gobierno comprometido con darles acceso a lo que se merecen para hacer estos proyectos locales agroindustriales, pero respetando la ley, respetando la institucionalidad”, prosiguió la funcionaria al asegurar que “sin eso, serán muchos más los enemigos para hacer un cambio que es radical”, expresó.

“Hay un tema básico y es que tenemos que respetar nuestra Constitución. Tenemos que hacerlo dentro del orden legal que existe en el país”, agregó la alta funcionaria.

“Díganme ¿cuándo el sector rural ha sido la prioridad en los últimos gobiernos? Díganmelo ustedes, yo no lo he visto”, concluyó.

La ministra ha reiterado que “tenemos la tierra, concentrada, pero la tenemos; el agua, mal manejada, pero la tenemos; y contamos con la población campesina más grande de Latinoamérica. Tenemos todo y nos volvimos importadores de alimentos”. López ha señalado que se puede suplir la demanda interna y exportar.

La jefe de cartera desde el principio de su administración ha insistido en la compra de tierras improductivas para aumentar las hectáreas cultivadas para satisfacer el mercado interno y el futuro de las exportaciones colombianas.

Incidentes de tierras en el país

De esta manera, López le salió al paso a los últimos incidentes que se han presentado en el sur del Valle y el Norte del Cauca, en donde se han registrado invasiones a predios.

Hace algunos días Ana María Sanclemente, alcaldesa de Dagua, Valle del Cauca, denunció en su cuenta de Twitter la invasión de 150 personas en una propiedad a cargo de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), donde está ubicada la fundación Paz Animal.

“Usted como Presidente el día 7 de agosto expresó lo siguiente: ‘A partir de hoy, todos los bienes en extinción de dominio de la SAE pasarán a ser la base de una nueva economía productiva, administrada por las organizaciones campesinas’, y estas personas se ubicaron pasando por alto la acción de las autoridades en el predio de cuidado de animales incautados por maltrato y necesitamos su ayuda”, escribió la mandataria local.

A su turno, la SAE aseguró a través de un comunicado que la normatividad vigente no permite la asignación de activos a título gratuito a personas naturales. “Por lo tanto, las vías de hecho que se realicen para ocupar los bienes pueden ser objeto de acciones legales por invasión ilegal de tierras, avasallamiento o daño en bien ajeno”.

Otro de los hechos ocurrió el pasado fin de semana en la finca La OKA S.A.S., ubicada en Curumaní (Cesar), por más de 200 personas. Para recuperar la finca, el propietario acudió a las instancias legales. Interpuso una denuncia en la Fiscalía General de la Nación, hizo la respectiva ampliación de la denuncia, contactó al personero, al inspector de Policía, al alcalde de Curumaní, a la Defensoría del Pueblo y al Ejército.

Tan pronto se conoció el hecho, y gracias a las redes sociales de grupos de la comunidad ganadera y de ellos mismos, se alertó a ganaderos de la zona y de municipios aledaños, quienes se movilizaron. La SAC también rechazó este hecho.

“Hacemos un llamado a las autoridades competentes para que se adelanten las investigaciones respectivas que permitan la judicialización de los responsables de estas invasiones y se garantice la seguridad sobre la propiedad dedicada a las actividades agropecuarias”, insistió la SAC.