Así será la nueva estrategia de erradicación de cultivos ilícitos

ElInformador

La decisión de dejar atrás las viejas prácticas tiene como fin garantizar la menor afectación a las personas que “deben menos en el tráfico de drogas”.

Colombia priorizará la erradicación manual y la sustitución voluntaria de los cultivos de coca en acciones concertadas con las comunidades para luchar contra las drogas, dijo este martes el nuevo director de la Policía colombiana, el mayor general Henry Sanabria Cely.

“Lo que estamos aplicando es la erradicación voluntaria en ciertos sitios donde hemos tenido una reunión de campo de ciertos miembros de la institución y otras entidades del Estado para motivar la erradicación voluntaria y la sustitución”, dijo Sanabria en una entrevista con el diario El Tiempo.

La decisión está en línea con la promesa del presidente colombiano, Gustavo Petro, quien ha asegurado que en su administración se busca ponerle fin a la erradicación forzada en la que los campesinos son los más afectados porque supuestamente no son incluidos en un plan de sustitución de cultivos.

El alto oficial recalcó que la decisión tomada tiene como fin garantizar la menor afectación a las personas que “deben menos en el tráfico de drogas”.

No al glifosato
Por otro lado, el mayor general Sanabria dijo en la entrevista que la única directriz hasta el momento en la Dirección Antinarcóticos es que se le envió a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, una petición para no dar continuidad “al permiso ambiental que se le había solicitado para el uso del mismo (glifosato), esperando las conclusiones del consejo de ministros”.

El uso del herbicida glifosato para asperjar los cultivos de coca era una política pública que había sido promovida por el anterior Gobierno de Iván Duque.

Igualmente, el nuevo director de la Policía añadió que para suplir la erradicación forzada se desarrollarán propuestas en cumplimiento de las leyes a “efectos de garantizar varios bienes jurídicos que orbitan alrededor del tráfico de drogas”.

Las cifras
El anterior Gobierno planteó a comienzos de este año que la meta para 2022 era la de erradicar manualmente 100.000 hectáreas de coca, método que un año atrás permitió erradicar 103.100 hectáreas de ese cultivo de uso ilegal.

La Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por su sigla en inglés) dijo en julio que Colombia produjo el año pasado 972 toneladas de cocaína, un 2,2 % menos que las 994 toneladas de 2020, y registró 234.000 hectáreas de cultivo, un 4,5 % menos que las 245.000 del año anterior.

Las regiones con más cultivos ilegales son el Catatumbo, fronterizo con Venezuela; los departamentos de Cauca y Nariño, la frontera del Putumayo con Ecuador, y Antioquia, especialmente en poblaciones como Anorí, Tarazá y Valdivia.