Reconstrucción de Mocoa: millonario hallazgo fiscal por atrasos en viviendas

WRadio La Contraloría determinó un hallazgo fiscal de $5.748 millones, pues han tenido que dar subsidios de arriendo a damnificados a quienes no les han entregado vivienda.

La Contraloría ha encontrado varias irregularidades en la reconstrucción de Mocoa, tras la avalancha de 2017, específicamente por incumplir el plazo para terminar el Proyecto de Vivienda Sauces II, que debía estar listo en septiembre de 2019 y a la fecha aún no ha culminado, y por lo cual se han tenido que dar más subsidios de arriendo a los damnificados que no han recibido las viviendas.

Por este motivo el ente de control determinó un hallazgo fiscal de $5.748 millones.

Lea también:

“Los subsidios otorgados a los damnificados de manera provisional, han sobrepasado la fecha prevista inicialmente (15 meses), que fue la proyección que se realizó sobre entrega del proyecto en septiembre de 2019″, aseguró el ente de control.

Esta situación generó pagos adicionales por concepto de subsidios de arriendo a los beneficiarios por un valor superior a los 5.748 millones de pesos ($5.748.316.667), correspondiente al desembolso de 8.146 apoyos en el periodo comprendido del 6 de septiembre de 2019 (fecha prevista inicialmente para la terminación del proyecto) al 19 de marzo de 2022. Y esta es la suma cuantificada como presunto hallazgo fiscal.

De esta manera, 793 hogares continúan sin tener acceso a una vivienda digna, pese a tener subsidios familiares de vivienda asignados desde los años 2018 y 2019, ante los retrasos en la construcción y entrega del Proyecto Sauces II.

Adicionalmente, el ente de control asegura que tras las prórrogas y adiciones “se ha producido un aumento de los valores de vivienda por la actualización de precios de las unidades habitacionales a través del tiempo, presuntamente por las permisivas labores del contratante en sus obligaciones a lo largo del desarrollo de todo el proyecto, tanto en el contrato inicial como en la cesión de septiembre de 2019″.

Pero esto no es lo único porque también encontró graves deficiencias en el Hospital José María Hernández de Mocoa y determinó un hallazgo fiscal por más de 272 millones.

Por ejemplo, no se tiene un proyecto macro donde se establezca con claridad su costo total, ni las proyecciones totales de dotación de equipos biomédicos y no biomédicos, de costos de personal, operación y mantenimiento.