‘Tus Archivos son nuestra historia’, campaña de donación de archivos privados al AGN

  • Las personas naturales o jurídicas que tengan la propiedad o derechos de uso de archivos privados pueden vincularse a esta campaña
  • El Archivo General de la Nación asume todos los costos de la clasificación, restauración y preservación de los documentos donados

Bogotá, agosto de 2022 (AGN). – ¿Sabía usted que sus archivos personales pueden ayudar a construir la historia del país? Es así de literal, pues la cotidianidad de cada persona da cuenta de la historia de su propia época.

Archivos personales que todos guardamos de nuestra vida privada, de las redes sociales, de la historia del barrio, del acta de la Junta de Acción Comunal, incluso, de la Asociación de Padres de Familia del colegio de sus hijos, podrían tener relevancia para la historia.

Por ello, el Archivo General de la Nación Jorge Palacios Preciado impulsa la campaña de donación de archivos privados de carácter histórico ‘Tus archivos son nuestra historia’.

Se trata de una estrategia que lidera la Subdirección de Gestión del Patrimonio Documental del AGN, en desarrollo de la Ley General de Archivos (Ley 594 de 2000) para que las personas naturales o jurídicas que ostenten la propiedad o derechos de uso de archivos privados se vinculen a la campaña, pues el potencial valor histórico de estos documentos contribuyen a la investigación historiográfica, la construcción de narrativas culturales o la transmisión de historias, saberes y prácticas, entre otros, que aportan a la construcción de la memoria e identidad nacional.

“En el AGN recibimos archivos sobre cualquier tema de interés, por eso tenemos documentos de todos los temas, no solo para los historiadores sino para todas las ciencias sociales y humanas y para todas las áreas del conocimiento. Tenemos archivos científicos, sobre salud, educación, artes, etc.”, explica la subdirectora de Gestión del Patrimonio Documental, Laura Sánchez Alvarado.

Algunos ejemplos de documentos que pueden ser donados al AGN son: cuadernos de bocetos, diarios, discursos, entrevistas, proyectos, informes técnicos, actas, fotografías, cartas, cuentas de gastos personales, listas de compras, grabaciones de video (Betamax, VHS, DVD, etc.), grabaciones de audio (casetes, discos en formato análogo o digital, etc.), entre muchas otras, ya que se recibirá documentación en distintos formatos y sobre temas diversos, dice la funcionaria.

La campaña prevé tres tipos de documentos privados que pueden ser donados al AGN:

– Archivos de personas cuya vida y obra significó o ha significado un aporte social, cultural, económico, científico o político dentro de un contexto determinado en el país.

– Archivos de familias cuyas prácticas o actividades se han constituido en memoria e identidad familiar o que potencialmente se constituyen en fuente de investigación historiográfica y aportan a la construcción de narrativas culturales.

– Archivos de instituciones privadas, no gubernamentales o colectivos que han tenido alguna incidencia en procesos sociales, culturales e históricos en un contexto determinado de la historia colombiana o cuyos saberes, conocimientos, prácticas o manifestaciones son representativos de comunidades étnicas o minorías del país.

Trámite para la donación

El procedimiento para formalizar la donación comienza por el interés de una persona de donar su archivo privado al AGN. Para ello es necesario contactarse con la entidad, personalmente o por correo electrónico o redes sociales, expresar el interés de ayudar a acrecentar el patrimonio documental de la nación, y llenar el formulario respectivo.

“La idea de la campaña es que las personas que tengan a su custodia o sean de su propiedad documentos o archivos que puedan tener interés histórico nos lo hagan saber para que nosotros nos acerquemos al contenido de los documentos, sus soportes, de sus formatos y hagamos una valoración histórica”, explica la subdirectora de Patrimonio Documental.

Luego, se estudia la oferta de donación. Si esta es viable, se presentará al Comité de Patrimonio Documental de la entidad para que emita concepto que, de ser favorable, pasará al Consejo Directivo que dará la aprobación final.

En algunos casos, señala Sánchez Alvarado, será necesario valorar el estado de conservación de los documentos para ver si se requiere algún procedimiento especializado de restauración pues a veces los documentos se encuentran expuestos a humedad, polvo, riesgos biológicos, etc.

“El AGN asume en su totalidad todos los costos de los procesos técnicos para que los documentos queden en óptimas condiciones y puedan ser descritos y puestos al servicio del público. Obviamente no hay contraprestación económica, se trata de una donación voluntaria como un aporte del ciudadano al patrimonio documental de la Nación. Es un acto de altruismo”, agrega Sánchez.

Algunas muestras

La subdirectora de Gestión del Patrimonio Documental dice que en los últimos años el AGN ha recibido archivos muy importantes como el de Francisco Gil Tovar, un español que vivió en Colombia vinculado al arte como historiador y profesor universitario. Su familia donó al AGN el archivo personal que incluye publicaciones, estudios sobre obras, fotografías, etc.

Otro fondo donado al AGN en 2021 es el de Rafael Pardo Rueda, con muestras de su labor como dirigente político y funcionario de Gobierno en temas relacionados con los procesos de paz de los años 90 y 2000, y todas sus actividades tanto como funcionario como político que son muy relevantes.

También están los fondos de los expresidentes Virgilio Barco Vargas y una parte del legado de los exmandatarios Alfonso López Pumarejo y Marco Fidel Suárez.

Pero también hay otros fondos repatriados del exterior, como el de Juan de Dios Romero, un archivo de mediados del siglo XX que se encontraba en Francia, entre otros.