La millonaria condena a la Nación por accidente en el “Trampolín de la Muerte”

ElEspectador – Después de una demanda colectiva, un tribunal Nariño condeno al Instituto Nacional de Vías (Invías) por la muerte de tres personas y las lesiones de otras seis en un accidente ocurrido en la vía que conduce de Pasto a Mocoa, llamado el “Trampolín de la Muerte”.

En el siniestro murieron tres personas y se lesionaron seis.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

Por la muerte de tres personas y las lesiones de otras seis, deberá responder el Instituto Nacional de Vías (Invías). Esto, después de que el Tribunal Administrativo de Nariño lo responsabilizara de lo ocurrido en un accidente en la vía conocida como “el Trampolín de la Muerte”, en 2012. Debido al mal estado de esta vía, un bus en el que iban las víctimas cayó al vacío y, en consecuencia, deberá indemnizar a las víctimas con montos que en total suman más de $3.000 millones. No es el único accidente que ocurre en esta vía.

Este accidente ocurrió cuando un bus de la empresa Transipiales cayó al abismo en el tramo “Los Hidalgos” de la carretera Pasto-Mocoa. Según los demandantes, defendidos por los abogados Silvia Oriana González y Silvio González, el conductor habría perdido el control del vehículo por las malas condiciones de la vía, la falta de iluminación y la mala señalización de esta. Este no es el primer caso en el que se presenta un accidente en esta carretera del sur del país.

El fallo que condena al Invías fue decidido en segunda instancia luego de que este instituto apelara. Según señaló la institución en el expediente, “dadas las condiciones geográficas de la vía donde ocurrió el accidente, no es posible intervenirla o realizar mayores obras de ampliación”. Invías, además, señaló al conductor del bus como responsable del accidente “en criterio del Instituto, la causa eficiente del daño se debió a su cansancio e impericia al maniobrar el autobús en horario de la madrugada” se lee en el fallo de este tribunal.

Además, los demandantes también apelaron la decisión en primera instancia. Estos porque consideraban que la reparación que recibirían por parte de este instituto no sería suficiente para sus pretenciones. Según la sentencia en segunda instancia, esta parte apeló, “toda vez que considera tener derecho al reconocimiento de la totalidad de lo pretendido”. Esto, debido a que en primera instancia no se reconocieron los perjuicios por daño a la salud y por daño emergente por no haber sido acreditados correctamente.

El accidente, que ocurrió a las cuatro de la mañana del 29 de abril del 2012, no es el único registrado en esta vía. El año pasado murieron dos personas y cuatro más quedaron heridas luego de que un camión cayera al mismo abismo del “Trampolín de la Muerte”. Esta vía fue durante mucho tiempo la conexión del departamento de Putumayo con el resto del país, y aunque ahora existen más vías, sigue siendo una carretera importante para el transporte interdepartamental, afectada fuertemente por los derrumbes y la falta de obras.

Esta carretera, que es considerada como una de las más peligrosas del mundo, sigue siendo usada por los transeúntes de esta zona, principalmente por la falta de opciones para transitar. Varias mejoras para esta han sido suspendidas, poniendo en riesgo la vida de las personas que transitan por este lugar. Además, en el 2010 un viaducto empezó a ser construido para reemplazar al “Trampolín de la Muerte”, pero por corrupción la obra fue abandonada.

La sentencia de este tribunal, comprometió al Invías a entregar reparaciones a los cinco grupos familiares de las víctimas por al rededor de $1.000 millones. Esto teniendo en cuenta la apelación entregada por las familias demandantes para que se les reconozcan los daños a la salud y daños emergentes. Así las cosas, el instituto deberá reparar económicamente a los familiares de quienes confiaron en que las vías nacionales estuvieran en condiciones óptimas para su tránsito.