Colombia, el primer país del mundo en prohibir la pesca deportiva

QPasa – Actualmente no hay registros en Colombia sobre qué consecuencias negativas tiene en el medio ambiente la pesca deportiva.

Esta semana la Corte Constitucional de Colombia declaró inconstitucional la pesca deportiva por considerar que esta actividad vulnera el principio de precaución y la prohibición de maltrato animal.

Así las cosas, no habrá más pesca deportiva en Colombia a partir del año 2023.

“Con certeza absoluta las consecuencias nocivas de la pesca deportiva, en términos de los principios de protección y bienestar animal, ni el impacto y deterioro de los recursos hidrobiológicos, sí existe información científica relevante que exige evitar impactos nocivos en estos seres y su entorno, debe preferirse la exclusión de la actividad”.

Lo anterior, lo dice literalmente la sentencia del alto tribunal colombiano.

Actualmente no hay registros en Colombia sobre qué consecuencias negativas tiene en el medio ambiente la pesca deportiva.

Sin embargo, la corte afirma que «sí existe información científica relevante que exige evitar impactos nocivos en estos seres y su entorno». Esto se traduce en un principio de precaución.

Un derecho el principio de precaución es, a grandes rasgos, un concepto que respalda la adopción de medidas protectoras bajo sospechas de que ciertas prácticas, productos o tecnologías son un riesgo para el medio ambiente o la salud pública.

Ciertamente, en el principio de precaución no se necesitan pruebas científicas definitivas y se aplica, precisamente, como acción contra un posible daño posterior más costoso.

Es decir, se aplica para evitar daños irreversibles a futuro.

Aclaración

Es bueno aclarar que en Colombia no se prohíbe la pesca como generador de ingresos.

Eso quiere decir que las zonas pesqueras como lo son los municipios de Buenaventura, Timbiquí y Tumaco no se verán afectadas por la decisión del tribunal.

Esto afectará a quienes usen la pesca como práctica recreativa, la cual es equiparada con la caza.

Tampoco se podrá pescar un pez, para luego volver a dejarlo en libertad porque en este proceso el animal es maltratado.

Voces de los expertos

Andrés Reyes, presidente de la Asociación Colombiana de Piscicultura y Pesca (Pispesca), dice que la decisión trae consigo “todas las consecuencias negativas desde todo punto de vista y para todos los sectores”.

Colombia se convertiría en el primer país del mundo en prohibir esta actividad.

En estos términos, serían más los afectados que los beneficiados.

Reyes dijo que la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) se reunió con sus directivos y técnicos con el fin de sentar una posición al respecto.

El sector se muestra preocupado y teme que la determinación “tendrá consecuencias considerables en sectores como el turismo y la economía naranja”.

Carlos Martin Olarte Libreris, pescador miembro de la Mesa Consultiva para la Reglamentación de la pesca deportiva en Colombia, explicó que en zonas del país como el departamento del Vichada se reciben por temporada entre 160 y 200 turistas dedicados a esta actividad.

Agregó, que la pesca deportiva o recreativa es la principal oferta turística de esa región generando más de 14 empleos directos por campamento.

En contraste, la Asociación Defensora de los Animales (ADA), celebró la decisión.

Dice que no es necesario evidencia científica para dar por hecho que estos animales sufren.

Precisa que, «es claro al engancharse en el anzuelo y asfixiarse fuera del agua».

¿Qué es la pesca deportiva?

La pesca deportiva es una práctica recreativa que consiste en atraer, capturar y liberar peces.

Los amantes de este deporte llegan a los ríos, lagos y mares de Colombia, equipados de artículos de pesca como la caña, el carretel, la línea, los anzuelos, señuelos y carnadas.

Unas horas en medio de la naturaleza, contemplando los bellos paisajes del país, atraen a especies como el pez vela, el payón, el pirarucú y los bagres gigantes.

Perfecto para fotógrafos y luego dejarlos nadar libres por las aguas cristalinas de las cuencas colombianas.

Entre los sitios que más se recomendaban para esta práctica se encuentran: Cuenca del Amazonas, que comprende los ríos Amazonas, Putumayo y Caquetá.

Las especies más frecuentes que se ven nadar en estas aguas son los pavones, payaras y bagres.

Asimismo, recomendaban mucho la cuenca del Orinoco, compuesta por los ríos Orinoco, Guaviare, Meta, Inírida, Guayabero, Bita y Tomo, en los llanos de Colombia.

Esta región del país es considerada como una de las más ricas para la pesca deportiva fluvial, ya que en ella se encuentran algunas de las especies de peces más grandes como los pavones, los peces arowana, el pez perro y el bagre rayao, entre otros.