Inestabilidad en Colombia

Síguenos / Me Gusta :

Publimayo

Tras la operación militar que se saldó con 13 muertos el pasado 28 de marzo, el ministro de defensa colombiano Diego Molano se enfrentó a una moción de censura por parte de la Cámara de Representantes. Dicho suceso aconteció en la Vereda Alto Remanso, perteneciente al municipio de Puerto Leguízamo. Entre las víctimas se encontraban varios menores de edad y civiles que se habían concentrado en  un caserío para celebrar un bazar.

El propósito de este sería el atacar a presuntos disidentes de las FARC. Por estos y otros motivos, varios senadores lo señalaron como el responsable de no dar la cara y mirar hacia otro lado tras el lamentable suceso de estas atrocidades.

Otro de los motivos apunta  al a la diferencia del recuento de víctimas. Por parte del Ministerio de Defensa y del presidente Luque, el número total de víctimas habría sido de 11. Esto dista del informe de la Defensoría del Pueblo, que habría contado en 13 las víctimas.

Pues bien, al igual que sucede en las casas de apuestas, es importante que los datos sean concretos y certeros, sobre todo cuando nos estamos refiriendo a vidas humanas.

Google AdSense

Para argumentar e intentar justificar lo sucedido, el Ministro se refirió al creciente problema que está subyaciendo con el narcotráfico. En el día del suceso, no ayudó que alguno de los guerrilleros se disfrazase para mezclarse entre la población. La Defensoría del Pueblo emitió un informe aclaratorio en el que expuso el error acontecido, reiterando la veracidad de la muerte de Jose Antonio Peña Otaya y Alexander Peña Muñoz.

Tras la moción de censura, el debate se celebrará en un plazo de 10 días. A falta del Informe Oficial de la Fiscalía General de la Nación, se ha generado una ola mediática y política que está recorriendo todo el país. En otro emplazamiento, el de Arauca, ha habido 17 víctimas a manos de la guerrilla. Esto ha provocado que la situación que se está viviendo actualmente con las FARC esté poniendo en serio riesgo de desplazamiento a más de 2.000 personas de la zona.

Por ello, Torres ha pedido a la Diócesis de Arauca y a diferentes organizaciones internacionales, que garanticen la seguridad de las comunidades y de su población. El asedio no termina aquí, ya que multitud de asentamientos indígenas están viendo amenazada su seguridad y temen por las vidas de su población. Si a todos estos altercados e inestabilidad del país le sumamos las protestas por la Reforma Fiscal de Duque, la situación vemos que no mejora. La población más joven se queja de la falta de oportunidades y de un futuro digno, algo que de nuevo los ha llevado a las calles.

Otra protesta más, conocida como el “Paro Nacional”, que de nuevo llevó a la calle a miles de colombianos. Finalmente, esto ha derivado en la dimisión del ministro de Hacienda Pedro Carrasquilla, y la retirada del proyecto. Pese a todo esto, los diversos altercados y movilizaciones han dejado un reguero de sangre de más de 40 víctimas mortales.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me