10 ventajas de estudiar de forma online

El siglo XXI es el siglo digital. Estamos rodeados de dispositivos que nos permiten hacer prácticamente de todo a través de internet. El mundo está más conectado que nunca y eso, además de ayudarnos a estar más informados y tener más contacto con familiares o amigos, también nos lleva a aprender más que nunca. 

Porque, sí, ahora es muy fácil estudiar online. Todos tenemos a nuestra disposición una infinidad de recursos digitales que nos permiten avanzar en nuestra carrera profesional, ampliar nuestro currículum y, en definitiva, ser mejores profesionales. No obstante, hay quienes ven este nuevo modelo de estudio como algo que no parece tan fiable. Nada más lejos de la realidad, estudiar por internet es una propuesta repleta de ventajas y, para demostrarlo, aquí vamos a repasar las 10 más importantes, las que más convencen a los incrédulos. 

1 – Es más barato

 Solo necesitas un ordenador o un teléfono y pagar una matrícula para estudiar online, siempre y cuando no recurras a cursos gratuitos. Esto te ahorra costes en transporte y materiales adicionales, lo que al final desemboca en un ahorro de dinero más que considerable. 

2 – Puedes estudiar a tu ritmo

 Estudiar por internet te permite conjugar mejor tus estudios con tu trabajo, en caso de tener uno. Además, dado que los cursos en línea suelen marcar fechas límite como método para determinar el avance del curso, puedes invertir el tiempo como quieras, siempre y cuando cumplas con dichas fechas a la hora de hacer entregas o exámenes. La libertad es absoluta. 

3 – Ahorras tiempo

 Para empezar a estudiar en un curso online, no tienes que desplazarte a ninguna parte. Solo necesitas coger tu ordenador o tu teléfono, ver las lecciones que te toquen, consultar la bibliografía que haga falta y realizar los ejercicios que se soliciten. No hay que acudir a ningún sitio, ni esperar a que lleguen profesores (¡o a que no lo hagan!). 

4 – Hay opciones casi infinitas

 La oferta de cursos para estudiar online es casi infinita. Prácticamente puedes encontrar cualquier especialidad que se te ocurra, independientemente de la rama que sea. Si no hay a día de hoy un curso online para lo que buscas, lo habrá pronto, y en cualquier nivel educativo. Internet no tiene límites, y mucho menos en materia formativa. 

5 – Métodos educativos más eficientes

 El uso de las nuevas tecnologías permite a los centros y docentes de cursos virtuales explorar nuevas formas de enseñar. Por lo general, la formación online suele dar mucha más fuerza a la parte práctica, amén de apoyarse en el uso de contenidos multimedia que ayudan mucho más a afianzar conocimientos. En definitiva, son más eficientes que la enseñanza tradicional. 

6 – Te hace más responsable y autónomo

 Al darte libertad para estudiar a tu ritmo, la formación online te ayuda mucho a la hora de mejorar tu capacidad para trabajar por cuenta propia. Controlas tus horarios, controlas tus ritmos y, al final, te obligas a ser mucho más autónomo y desenvolverte mejor sin necesitar a nadie que te guíe.

7 – Acceso a mucho más material didáctico

 Internet es una fuente ilimitada de conocimiento, y eso se nota a la hora de estudiar online. Los cursos suelen facilitar acceso a muchísimos recursos que no cuestan ni un céntimo y que, además, puedes complementar con total facilidad echando un vistazo por la red. Tienes a tu disposición todo el material que desees para poder formarte 

8 – Facilidades para coordinarte con compañeros

 Aunque estudies a distancia, eso no te impide poder coordinarte con compañeros de curso a la hora de realizar algún trabajo grupal o incluso para resolver dudas. Las plataformas online de las formaciones digitales suelen contar con foros que permiten hacer comentarios o incluso entablar conversaciones directas con cualquier de sus participantes. Eso, por no mencionar la cantidad de herramientas que hay a día de hoy para hacer llamadas o videollamadas por internet. 

9 – Más facilidad de networking

 Además de los foros recién citados, los buenos cursos online también brindan acceso a toda clase de iniciativas digitales con las que es posible establecer contacto con profesionales de diferentes sectores. Eso, combinado con las prácticas que ofrecen algunos, te permiten incluso meter el pie en empresas para aumentar tus posibilidades a la hora de encontrar trabajo o, incluso, de empezar nuevos negocios. 

10 – Tutorías a medida

 Como hemos recalcado en más de una ocasión, que se estudie a través de internet no implica que no se pueda contar con una buena formación. Es cierto que, muchas veces, las clases son vídeos pregrabados que se van viendo para avanzar, sin embargo, para evitar problemas con dudas sin resolver, se suelen ofrecer tutorías personalizadas con profesores que ayudan en todo lo que sea necesario. Trato profesional y cercano y con disponibilidad casi total en muchas ocasiones.