Pueblo Rrom o gitano: cuatro siglos de presencia en Colombia

Síguenos / Me Gusta :

Publimayo

  • El Archivo General de la Nación presenta una crónica histórica de la presencia de estas comunidades en nuestro territorio desde la época de la dominación española

Bogotá, abril de 2022 (AGN). El pasado 8 de abril se conmemoró el Día Internacional del Pueblo Rrom o Gitano, una oportunidad para reivindicar el aporte cultural al mundo entero de esta comunidad que históricamente han tenido características nómadas debido a la estigmatización, discriminación y persecución que la han afectado.

El pueblo gitano llegó a Colombia desde la dominación española. De hecho, en un primer momento, la mayoría de los gitanos que llegaron a finales del siglo XV se encontraban cumpliendo una condena en las cárceles de la península Ibérica, pues su modo de vida y sus costumbres representaban, para los católicos, una amenaza y una herejía.

Cabe recordar que, para la época, la entrada ilegal de personas superó la de aquellos que poseían permisos y autorizaciones. Sobre su ingreso a las colonias hispanas, se sabe que cambiaron sus nombres y apellidos, compraron falsas autorizaciones, entre otro tipo de artilugios que le permitió la entrada al territorio americano. Pero no solo entraron gitanos, también judíos, árabes y otros extranjeros no autorizados por la Corona española.  

En la Inquisición y ante el Tribunal del Santo Oficio los Rrom fueron objeto de varios juicios. No bastó con que fueran torturados y quemados sino que, además, eran tildados de “vagabundos”, por su estilo de vida asociado al nomadismo. En el virreinato de la Nueva Granada, bajo el nombre de

Google AdSense

“arrochelados” se ha estudiado a la comunidad gitana, que, como grupo alterno a las formas de dominación hispánica, logró sobrevivir a través de mecanismos como la invisibilidad. Lo anterior, también puede ser interpretado como una forma de resistencia del pueblo gitano que, en medio de un panorama represivo, desigual y discriminador, perpetuó sus raíces y costumbres.  

Durante muchos años a los gitanos se les conoció como «griegos» por sus atributos físicos, similares a los de las poblaciones del Mediterráneo y norte de África. Al parecer, desde el reinado de los Reyes Católicos comenzó a emitirse una serie de pragmáticas u órdenes para ejercer control sobre estas comunidades y, en dado caso, expulsarlas de la península Ibérica. Esa política siguió vigente durante todo el período colonial. 

Por otra parte, los documentos históricos que reposan en el AGN sobre el periodo colonial se refieren a los gitanos como “nación griega”, haciendo alusión al lugar de origen o de donde provienen, más si se tiene en cuenta las cantidades de comunidades que residían en España y que migraron hacia las Indias desde las primeras oleadas de colonización europea.

Históricamente perseguidos

Pero ¿por qué se sabe tan poco de los Rrom y de su llegada al país? Los gitanos fueron perseguidos tanto en España como en el resto de Europa entre los siglos XV y XVIII. El esfuerzo de la Corona española por desaparecer su etnia es uno de los principales motivos.

Su persecución obligó al pueblo gitano a esconderse y vivir de manera autónoma tanto en el reino como en las colonias.

A través de la tradición oral, el pueblo gitano ha determinado que su origen en Colombia se remonta a principios del siglo XIX. Indica el mismo pueblo gitano que gracias a la abolición de la trata de esclavos y posteriormente de la esclavitud, los gitanos se establecieron en los territorios americanos que promulgaban la libertad. Su presencia aumentó desmedidamente tras el estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundiales, sobre todo, de esta última con el asedio nazi.

Actualmente el pueblo rom está organizado en comunidades que reciben el nombre de Kumpañy, y se encuentran en algunas de las ciudades más importantes del país. En el barrio El Poblado de Bogotá, en el barrio El Jardín de Cali, la Troncal de Cartagena y en otras ciudades y pueblos como Cúcuta (Norte de Santander), Sampués (Sucre), San Pelayo (Córdoba) y Fusagasugá (Cundinamarca).  

Las comunidades de gitanos que actualmente viven en Colombia históricamente han sido perseguidas, discriminadas y olvidadas por el Estado, razón por la que muchas de ellas conviven en total anonimato. Como mecanismo de invisibilización, el pueblo Rrom ha adoptado apellidos hispanizados, algunos de los más comunes son Méndez, Gómez, Mendoza, Flórez, Vásquez y Rivera, mientras que otros conservaron algunos apellidos originarios de Europa del Este.

En Colombia, es de vital importancia visibilizar estas comunidades que hacen parte de la diversidad cultural característica de nuestra nación. En la actualidad, diversas organizaciones de derechos humanos y voceras de las comunidades gitanas han insistido en la necesidad de reconocer y proteger la diversidad cultural y la autonomía de estas minorías étnicas,

estableciendo diálogos y puentes que permitan mayor inclusión social y el bienestar integral de estos pueblos. Fotos: Expediente contra Miguel Jorge, extranjero de la nación griega solicitando derecho de composición en el Nuevo Reino de Granada, 1627/Cortesía AGN

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me