Ingleses e irlandeses en la guerra de independencia

  • El Archivo General de la Nación presenta muestra documental sobre la participación de extranjeros en la gesta de la independencia del siglo XIX.

Bogotá, marzo de 2021 (AGN). – El Archivo General de la Nación invita a la exposición ‘Ingleses e irlandeses en la guerra de Independencia’, una muestra documental acerca de quienes abandonaron su propia patria para venir a consagrarse como militares en las provincias americanas que buscaban dejar de ser colonias españolas.

La exposición es el último de los actos de conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Colombia que se realizaron a lo largo de 2021. De paso, se les rinde un tributo a esos otros próceres que llegaron a tierras americanas, muchas de ellos con sus familias, otros en búsqueda de mejores oportunidades de vida en esta parte del Atlántico.

Las actuaciones de estos extranjeros están reflejadas en el amplio acervo documental que reposa en diversos fondos documentales del AGN fechados desde el siglo XVI en adelante.

“Con la incorporación de las legiones británica e irlandesa a la campaña libertadora, se pretende que los inexpertos ejércitos americanos adquieran la experiencia y destreza de los peninsulares”, dice uno de los documentos del AGN.

Y agrega que “las compensaciones económicas surgen como forma de pago a los aventureros que pretendían aliviar su condición y la de sus familias: se

buscaba que con la migración de estos hombres tanto militares como civiles, se lograran mejorar las condiciones de los americanos, los cuales aprenderían no solo de tácticas militares sino de otras formas de vida”. 

En principio, los militares ingleses, escoceses e irlandeses llegaron a participar en la gesta libertadora de Venezuela y la Nueva Granada, y luego extendieron su lucha a todo el territorio americano, incluso a Argentina y Chile.

El Archivo General de la Nación cuenta con basta información sobre la participación de los europeos en la independencia, muchos textos escritos en inglés y francés, a veces con traducciones.  

Estos documentos se pueden consultar mediante la plataforma Archidoc del AGN en las secciones de Archivo Anexo I, Fondo Historia, y Sección República Fondo Historia. También en la Sección República, en los Fondos Hojas de Servicios y Despachos Militares, pueden consultarse las actuaciones militares de los extranjeros donde también aparecen alemanes y rusos como partícipes en las campañas independentistas. 

Los documentos muestran que muchos de ellos con el tiempo adquirieron cartas de naturaleza y luego se convirtieron en neogranadinos y colombianos naturalizados.

Las propuestas

La exposición del AGN muestra que los extranjeros llegaron a América debido a la crisis económica en Europa, los conflictos militares y su rechazo al imperio español.

Sin embargo, más que acuerdos entre naciones, dado que Gran Bretaña se había declarado neutral en los temas de independencia entre las provincias y España, hubo “propuestas” de equipamientos militares y pie de fuerza entre particulares y el representante del Gobierno de Venezuela y la Nueva Granada, Luis López Méndez, y luego con Francisco Antonio Zea.

Básicamente, estos particulares reclamaban para los militares que llegaron a América beneficios económicos representados en dinero, tierras, víveres, vestuario. Con el tiempo, estas peticiones generaron roces e inconformismo, hasta producir el levantamiento de 1820 en La Guajira.

Pero a América no solo llegaron militares, también lo hicieron médicos e ingenieros, profesores en distintas áreas como la música o la carpintería, y no solamente llegaron a Venezuela y la Nueva Granada, sino que también buscaron mejores oportunidades en Argentina y Chile.

En la Nueva Granada se destacaron el Almirante Luis Brion y después José Padilla, a quienes se les adjudica el establecimiento y desarrollo de la Marina de Guerra. 

La sección República del AGN cuenta con el fondo Hojas de Servicio se les reconoce a estos militares como “valerosos y con instrucción suficiente a la mayoría, se ven casos en los que el comportamiento y su desempeño dejaba mucho que desear”.

Insubordinación irlandesa

Pero a pesar de estos elogios, algunos irlandeses se rebelaron contra la autoridad militar argumentando promesas incumplidas y condiciones inesperadas de los territorios, lo que degeneró en protestas y abusos contra de la población granadina.

En 1820, en la zona del Río de El Hacha, se registró uno de estos levantamientos: “Originando de que no se le hubiese permitido saquear y destruir pueblos que habían sido ocupados por las armas de la República”, según relata un artículo de junio de ese año del Correo del Orinoco.

En un informe del coronel Gabriel Montilla al presidente Simón Bolívar expresa que “la legión irlandesa y cincuenta y dos (52) oficiales de ella acababan de dar una representación llena de un espíritu general de insubordinación e insolencia, reclamando mejores raciones y asistencias y pidiendo en términos decisivos que

se les transportase a las colonias inglesas, por no querer continuar en el servicio de la República, bajo el pretexto de no habérsele cumplido sus condiciones”.

Y se agrega que luego de saquear las casas del Río de El hacha por entregarse a la embriaguez…La ciudad quedó reducida a cenizas por estos malvados y el 5 de junio se embarcaron 60 hombres, que habían quedado en el Castillo, después de haberlo volado”.

Y en carta firmada en Angosturas el 25 de agosto de 1820, el “Excelentísimo señor Coronel, Comandante en Jefe, J. Blosset”, le escribe a Bolívar:

“…nos ha causado la mayor pena y no poca sorpresa, la noticia que hemos tenido del motín de la legión irlandesa y de su abandono de la causa de la independencia, a que generosamente se habían consagrado”. 

Agrega el coronel Blosset a Bolívar: “Ansiamos todos (la legión inglesa) la oportunidad de probar con nuestras acciones, nuestra firme adhesión a la causa y nuestra inclinación a sacrificar nuestras vidas bajo las banderas de Colombia, defendiendo su libertad y su independencia”.

Bolívar y los irlandeses 

Unos meses antes de los sucesos de Riohacha el presidente Bolívar declara:

 “A los bravos soldados de la legión de Irlanda: 

“¡Irlandeses! – Desprendidos de vuestra patria, por seguir los sentimientos generosos, que siempre os han distinguido entre los más ilustres europeos; yo tengo la gloria de contaros como hijos adoptivos de Venezuela y como defensores de la libertad de Colombia. 

¡Irlandeses! – Vuestros sacrificios exceden a toda galardón y Venezuela no tiene medios suficientes para remunerar lo que vosotros merecéis; pero Venezuela cuanto posee, de cuánto puede disponer lo consagra gustosa a los esclarecidos

extranjeros, que traen su vida y sus servicios a tributarlos a su naciente República. Las promesas que el virtuoso Devereux os ha hecho en recompensa de vuestra incorporación al ejército libertador serán religiosamente cumplidas por parte del Gobierno y pueblo de Venezuela. Contad con que preferiremos primero la privación de todos nuestros bienes, a privaros de vuestros derechos sagrados. 

¡Irlandeses!- Vuestra más justa y sublime recompensa, os la prepara la historia y las bendiciones del mundo moderno.  Palacio del Gobierno en Angostura a 14 de diciembre de 1819”. 

Estos documentos muestran una historia económica, social y militar:  la historia de las nuevas naciones y su consolidación como Estados independientes y autónomos, y perfila relaciones políticas y comerciales que aún persisten con Irlanda, Inglaterra y Escocia.

Ver Materíal Gráfico de la Exposición