Advertencia del Contralor a director de la UNGRD, por riesgo de inminente pérdida de millonarios recursos púbicos ante atrasos del Programa de Reconstrucción de Mocoa

Síguenos / Me Gusta :

Publimayo

CGR – El Contralor General de la República, Felipe Córdoba, realizó un pronunciamiento de advertencia al director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Eduardo José González, por los riegos de pérdida de recursos públicos y/o afectación negativa a los intereses públicos que ha identificado la Contraloría antes los considerables atrasos que presenta el Programa de Reconstrucción de Mocoa (Putumayo).

A la fecha, no se han mitigado los riesgos ni se han concluido los proyectos de Infraestructura que conforman este Programa de Reconstrucción, señaló con preocupación el jefe del organismo de control.

Según la Contraloría Delegada para el Sector de Infraestructura, que coordina el seguimiento permanente que hace la CGR a dicho programa y solicitó al Contralor General aplicar la Función de Advertencia en este caso, el gran atraso que presentan los proyectos y/o contratos está impactando severamente en la debida mitigación de los riesgos que todavía persisten sobre Mocoa y en la entrega adecuada y oportuna de los demás proyectos de beneficio social para la comunidad.

La tragedia presentada en Mocoa implicó la articulación de varios sectores del Gobierno Nacional y la consecución de cuantiosos recursos para que fueran adecuada y oportunamente invertidos en los proyectos que hacen parte del Programa de Reconstrucción.

Google AdSense

Se trata de dineros provenientes del Presupuesto General de la Nación, del Sistema General de Regalías, del presupuesto de la UNGRD y de algunos créditos, de los cuales una importante mayoría aún están pendientes por ejecutar.
La advertencia del Contralor es concluyente:

“Transcurridos ya casi cinco (5) años de haberse presentado la tragedia en Mocoa (abril de 2017), es un hecho cierto que a esta fecha aún no se han mitigado todos los riesgos que la originaron ni se ha terminado ninguna de las obras de Infraestructura incluidas en el Programa de Acción Específico (PAE) del año 2017, algunas de las cuales, ni siquiera se han iniciado; y de no implementarse prontamente  acciones remediales que sean efectivas, es altamente probable que este programa de reconstrucción no pueda ser terminado antes de febrero de 2024, es decir, casi cuatro (4) años después de lo planificado”.
El control de advertencia de la CGR señala 7 hechos o situaciones sobre los cuales debe producirse alguna intervención, para que se logre efectivamente mitigar y concluir los proyectos de infraestructura pendientes:

1.  Obras de mitigación en los cauces de ríos y quebradas

A juicio del Equipo de Seguimiento Permanente y de la Contraloría Delegada  para el Sector de Infraestructura, son las obras más prioritarias e importantes del Programa de Reconstrucción de Mocoa, toda vez que procuran la protección de la vida humana, construyendo adecuadamente, en los cauces que circundan al Municipio de Mocoa, unas robustas estructuras de canalización y de disipación de energía, que minimicen y ojalá eviten el riesgo de crecientes súbitas y de desbordamientos masivos que nuevamente impacten y afecten a las comunidades que habitan en las cercanías.

En el más reciente Informe del seguimiento permanente, la CGR estableció que las obras correspondientes a la zona alta de los ríos Mulato y Sangoyaco y de la quebrada Taruca, denominadas como OBRAS ROBUSTAS e indispensables, infortunadamente NO han sido contratadas aún, debido a que apenas están en proceso de revisión de diseños por parte del DNP y de  apropiación efectiva de recursos por parte del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y/o la UNGRD.

CORPOAMAZONIA ha recomendado a la UNGR iniciar prontamente estas obras robustas de la  zona alta de los cauces, toda vez que se trata de un sistema integral de  mitigación de riesgos que debe estar completo para su adecuado  funcionamiento.

Como no se han iniciado estas obras, en las temporadas de invierno las que se están realizando en las zonas media y baja de estos cauces, pueden tener serias afectaciones y, por ende, se podrían tener riesgos de afectación a las personas y eventuales pérdidas de los recursos públicos allí invertidos.

A octubre 15 de 2021, el avance físico de todos los contratos  de obras de mitigación de riesgos no superaba el 20% de su alcance, habiendo únicamente 2 contratos con un avance físico superior al 70%. Y peor aún, la ejecución financiera de estos contratos estaba principalmente centrada en los anticipos entregados a los contratistas. El cronograma de  ejecución de obras de mitigación de riesgos incluido en el PAE de 2017, tenía prevista la terminación de estas obras en marzo de 2020.

2. Planes de vivienda urbana nueva

Dentro del programa de reconstrucción de Mocoa se establecieron dos  planes de vivienda: Proyecto SAUCES l, 300 Viviendas unifamiliares (ya entregadas); y Proyecto SAUCES ll, 909 Viviendas unifamiliares, de las cuales a esta fecha no se ha entregado ninguna, pese a los múltiples anuncios de la UNGRD, del interventor y del contratista de obra. 

La muy baja ejecución del objeto contractual ha impactado negativamente en la comunidad de Mocoa y, principalmente, en los beneficiarios de estas viviendas, que han tenido que seguir viviendo en inmuebles arrendados. 

También ha impactado negativamente la previsión de entrega de subsidios de arrendamiento por parte de la UNGRD, toda vez que han tenido que seguir entregándolos por no haberse cumplido las fechas previstas de entrega de las viviendas.

Además, el Equipo de Seguimiento pudo establecer que el proyecto de vivienda SAUCES ll presenta serios incumplimientos en la ejecución del objeto de los contratos de obra, principalmente en cuanto a los cronogramas y planes de trabajo propuestos por el contratista de obra.   Además, persisten determinantes ambientales (ronda hídrica, áreas forestales y manejo de humedal) sin adecuada solución, que generan nuevas incertidumbres y riesgos para la debida y oportuna terminación de este proyecto.

En conclusión, ha habido grandes incumplimientos en la terminación y entrega de estas viviendas, máxime que en el PAE definido por la UNGRD dicha terminación estaba prevista para marzo 31 de 2020. 

3. Estudios, diseños y construcción de la nueva Plaza de Mercado

Después de 3 años y 10 meses de la suscripción del convenio marco del proyecto, los recursos aportados por el DPS ($6.000’000.000) aún no se han utilizado para los fines previstos. El contrato de estudios, diseños e interventoría, financiado con recursos del FNGRD, aún no ha culminado debido a las deficiencias en la planeación y socialización; hay desarrollo del proyecto sin licencias y permisos ambientes del INVIAS y licencia de construcción, lo cual claramente impide que se inicie la construcción de la Plaza de Mercado. 

Se presenta un atraso de un año y cuatro meses en la fecha de terminación inicial del convenio. Y la dilación en el tiempo de inicio de ejecución de los contratos de obra e interventoría genera el riesgo de incrementos no previstos en los costos del proyecto, con la consiguiente desfinanciación del mismo y la incertidumbre de su adecuada y pronta ejecución, todo ello en  detrimento de las necesidades de la Comunidad de Mocoa» .

En síntesis, a esta fecha no se tienen todos los recursos monetarios asignados ni contratadas las obras para la construcción de la nueva Plaza de Mercado de Mocoa, las cuales, según el PAE definido por la UNGRD, debieron estar terminadas y en operación a partir del 31 de marzo de 2020. 

4. Estudios, diseños y construcción del Megacolegio de Mocoa

El contrato de obra tenía previsto un plazo de 11 meses, es decir, terminaba en el segundo semestre de 2019; sin embargo, las 3 prórrogas otorgadas  hicieron que el plazo de entrega del contrato se ampliara a 28 meses.

Además, las 3 suspensiones y la ampliación de éstas, han prolongado  la terminación del plazo contractual, la cual inicialmente era para el 13 de octubre de 2019 y finalmente quedó establecida para el 30 de enero de 2022.

Una vez terminadas las obras objeto de este primer contrato de obra pública, el Megacolegio NO podrá ser puesto en servicio, toda vez que falta la apropiación de recursos y la adición o  contratación de unas obras adicionales que son indispensables para este propósito, que la UNGRD ha estimado que tendrían un valor de $7.183.977.854 y cuyo plazo de construcción se estima que no será inferior a 12 meses. 

Entre estas obras adicionales está la construcción del bloque administrativo y de las instalaciones de cocina y comedor para 344 estudiantes, así como la dotación completa de toda la Institución Educativa.

La UNGRD informó a la comunidad, en octubre de 2021, que se había expedido un CDP por $7.183.977.854 para estas obras adicionales; sin embargo, la gerencia de la CGR en el Departamento de Putumayo ha informado que aún no se han finiquitado los trámites para perfeccionar esta adición. Cuando ello suceda, la construcción y  terminación de todas estas obras faltantes podrían tardar 12 meses y mientras tanto las obras ejecutadas a través del contrato de Obra 9677PPAL001-225-2018 del 25 de abril de 2018, por valor de $10.462.078.032,  no podrán ser utilizadas y correrán el riesgo de que se deterioren prematuramente.

5. Reconstrucción del Sistema de Acueducto de Mocoa

Las demoras en la entrega de la totalidad de obras que conforman el proyecto reconstrucción del sistema de acueducto de Mocoa, han ocasionado que un alto porcentaje de su población no pueda tener un suministro de agua potable de forma continua, ocasionando entonces un problema potencial de salud pública.

Estas obras están en construcción desde junio de  2017y su terminación estaba inicialmente prevista para junio de 2018. Dado su estado actual, posiblemente no podrán ser terminadas antes de junio de 2022, con los riesgos y perjuicios que ello acarrea para las personas que habitan en Mocoa. 

En cuanto al Contrato de Consultoría que se encargó de los  Estudios y Diseños de este proyecto, la Contraloría verificó una entrega tardía de diseños y demás productos objeto de la consultoría.

Además, no se estudió a profundidad la posibilidad de escogencia de otra fuente de captación de agua para abastecer el acueducto municipal, por lo tanto, al   conservarse la bocatoma en el río Mulato, persisten los riesgos de afectación por crecientes y avalanchas.

La firma consultora recomendó la realización de unas importantes obras de protección y mitigación de riesgos en los alrededores de la bocatoma, las cuales no estuvieron incluidas en los contratos de obra ni a esta  fecha tienen apropiación de recursos ni contratista ejecutor, generando con  ello riesgos y perjuicios adicionales.

6. Construcción de un nuevo Centro Penitenciario para Mocoa

En este proyecto participan la USPEC, el INPEC, la Alcaldía de Mocoa y la UNGRD. 

El pasado 26 de agosto de 2021, se suscribió el convenio interadministrativo  entre la USPEC, el INPEC, la UNGRD y el municipio de Mocoa, que se hacía  necesario para la adquisición del predio para la construcción de este establecimiento de reclusión de orden nacional – ERON. El 19 de octubre de 2021 se suscribió el acta de inicio respectiva.

El municipio de Mocoa es el responsable de adquirir el predio de 11 hectáreas que se definió para el proyecto, pero a esta fecha ello no se ha finiquitado, haciendo que la iniciación de obras se siga postergando e incumpliendo lo planificado inicialmente, de que se iniciaba el proyecto en noviembre de 2017 y se terminaba en marzo de 2020.

En síntesis, como consecuencia de la tragedia de abril de 2017, el municipio de Mocoa se quedó sin centro penitenciario y con las evidencias disponibles a esta fecha, es altamente probable que no lo tenga antes febrero de 2024, es decir, casi 4 años después de lo previsto.

7. Construcción del Hospital José María Hernández

Ha habido y persisten notorias fallas de gestión que aún no han sido subsanadas y que se han traducido en importantes atrasos en la ejecución,  terminación y puesta en servicio total de este importante centro hospitalario.

Los servicios  de salud que se tenían previstos poner en funcionamiento, aún no están todos habilitados, situación que incide en la atención de la población que se pensó atender con la ejecución del objeto del contrato.

La carencia de un proyecto marco donde se establezca con claridad el costo  total del Hospital pone en riesgo las obras realizadas; al no poder ponerlo en funcionamiento porque carece de dotación, personal, plan de implantación de la operación, obras de infraestructura como la PTAR,  la PTAP, un grupo electrógeno de 1500 KVA y ascensor de carga, entre otros y, sumado a esto, se proyectaron obras de infraestructura sin el aval de Ministerio de Salud y se realizaron sin la debida modificación de la licencia de construcción.

La ejecución de la Fase ll ha tenido muchos problemas y atrasos, principalmente por errores de planeación y por tardías decisiones en temas  de carácter técnico y presupuestal, por parte de la Gerencia de ESE Hospital José María Hernández y del interventor, sin que haya habida una intervención eficaz de la Gobernación del Putumayo.

Adicionalmente, no hay claridad ni conciliación de las posiciones divergentes entre la Gerencia de la ESE Hospital José María Hernández y el Ministerio de Salud y Protección Social, con relación a las modificaciones realizadas a los diseños inicialmente aprobados para el proyecto de construcción del hospital (modificación del 70% de los diseños  estructurales y del 5% de los diseños arquitectónicos).

La CGR adelanta actualmente 2 Actuaciones Especiales de Fiscalización intersectoriales sobre la reconstrucción de Mocoa, las cuales se espera terminar en junio de 2022. También se tiene previsto realizar una tercera Actuación, que podría iniciarse el próximo mes de julio.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me