Al día se deforestan casi 500 hectáreas de bosque, advierte la Contraloría

Síguenos / Me Gusta :

Publimayo

ElTiempo – La entidad alertó que cerca del 60 % de las emisiones de CO2 en el país son por la tala de árboles.

En el marco de la conmemoración del día del bosque, que fue este 21 de marzo, y del día del agua, que se conmemora este 22, la Contraloría General de la República entregó un desolador panorama de la deforestación en Colombia.

De acuerdo con el órgano de control, cada año son taladas alrededor de 170.000 hectáreas de bosque en promedio, lo cual deja una media de cerca de 500 hectáreas que cada día son taladas en Colombia.

Por ese motivo, la entidad, además de advertir sobre la grave situación a que ha llegado la deforestación en Colombia, hizo un llamado urgente para detener esta «masacre ambiental».

Google AdSense

“Hace 30 años, en el año 1990, Colombia tenía algo así como 65 millones de hectáreas de bosques. Hoy esa cantidad está por el orden de 59 millones. Es decir, hemos perdido en 30 años más de 5 millones de bosque”, indicó el Contralor Delegado para el Medio Ambiente, Gabriel Jurado.

El funcionario añadió que la grave situación está rompiendo con los ciclos de conectividad biótica de todos estos ecosistemas y, por consiguiente, se está generando un daño irreparable en el medioambiente.

“El tema del cambio climático nos está golpeando y cerca del 60 por ciento de las emisiones de CO2 que se emiten en el país son producto de estos procesos de deforestación, particularmente por las quemas que se están haciendo”, enfatizó Jurado.

Amazonia, la región más afectada

Por regiones, la Contraloría indicó que la Amazonia es la zona en donde más se concentra la deforestación, pues cerca del 65 por ciento de las talas se concentran allí. 

En años anteriores, la entidad evaluó el cumplimiento de las obligaciones para el control de la deforestación dle Ministerio de Ambiente, las Corporaciones Autónomas y los Parque Nacionales Naturales.

Por ejemplo, producto de una auditoría realizada sobre datos entre 2017 y junio de 2019, cuyos resultados se conocieron en 2020, la Contraloría encontró 18 hallazgos administrativos, 11 hallazgos disciplinarios y un hallazgo con presunta incidencia penal.

Entre los aspectos relevantes que salieron en la auditoría, se señaló, por ejemplo, que los planes y políticas nacionales «no se llegan a implementar completamente, o
se ponen en práctica de forma tardía
«, también se encontró que esos planes no avanzan en la forma que se prevé o se requiere.

Así mismo, se advirtió que hay «diseños institucionales (instancias, organismos, normas, reglamentaciones) que nunca se llegan a implementar o a consolidar».

Otro aspecto identificado fue que hay una exposición al riesgo de insostenibilidad financiera de los planes y políticas nacionales, «al no realizarse un sólido ejercicio de proyección y planeación financiera detallada y hacia el largo plazo», según se lee en un documento con los resultados de la auditoría.

Así mismo, hay una baja asignación de recursos por parte del Estado, lo que hace que exista debilidad en las fuentes de financiamiento; y se encontraron debilidades en materia de gestión y control de permisos de aprovechamiento forestal que otorgan las autoridades ambientales.

Junto con la Amazonia, las alarmas también están puestas en el departamento de Chocó, en donde un informe de una auditoría entre 2016 y 2020 encontró serias debilidades.

Esta auditoría de cumplimiento arrojó como resultado 9 hallazgos administrativos, 5 hallazgos disciplinarios y dos hallazgos con presunta incidencia fiscal por 4.280.236.903 pesos.

Entre los aspectos encontrados están debilidades en el control, vigilancia y seguimiento de la movilización de los recursos forestales maderables explotados en Chocó, deficiencias en el procedimiento o trámite de expedición de permisos de aprovechamiento forestal, otorgados por Codechocó en las vigencias 2018, 2019 y 2020.

Así como debilidades en el desarrollo de los procesos sancionatorios ambientales, relacionados con la deforestación en el Chocó, debilidades en el cálculo, cobro y recaudo de la Tasa Compensatoria por Aprovechamiento Forestal Maderable, y debilidades en el desarrollo de procesos sancionatorios ambientales, relacionados con la deforestación en Chocó.Seguimiento al plan contra la deforestación

Luego de enunciar la grave situación de la deforestación, el organismo indicó que está realizando un seguimiento permanente al funcionamiento, tareas y actividades que desarrolla el Consejo Nacional de Lucha contra la Deforestación (Conaldef).

Así mismo, se hace un seguimiento al compromiso adoptado en el Plan Nacional de Desarrollo, que planteó  que a 2022 se reduciría la deforestación en un 30% con respecto al escenario actual. Para la Contraloría, ese objetivo y avances deberán respaldarse y evidenciarse con cifras claras y concretas.

En el seguimiento, se recolecta y analiza información sobre la situación de la deforestación en Colombia, a partir del reporte oficial de deforestación del Ideam para los años 2018 a 2020. 

Frente a esto, la Contraloría ya tiene algunos datos anteriores de deforestación y restauración que señalan, por ejemplo que en 2015 se deforestaron 124.035 hectáres, y ese mismo año se restauraron 25.086. Para 2016 el balance fue de 178.597 hectáreas deforestadas y 72.000 restauradas; y en 2017 se llegó a 219.973  hectáreas deforestadas y apenas 50.296 restauradas.

En el seguimiento de la Contraloría también se evaluarán las actuaciones desarrolladas por las autoridades ambientales y, en general, los resultados en términos de disminución del fenómeno e inversión de recursos financieros.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me