Asesinan campesino en Puerto Guzmán, Putumayo

Caracol – Defensores de Derechos Humanos piden la intervención de instituciones nacionales e internacionales.

La Red de Derechos Humanos en el Putumayo generó una nueva alerta ante el incremento de la violencia en la región Andino Amazónica, consecuencia de lo que ellos han determinado ausencia institucional, la no implementación del Acuerdo de Paz, y la falta de atención ante el llamado urgente que hace la comunidad.

Esto ante el nuevo hecho de violencia, registrado ayer hacia las 6:40 de la mañana en la vereda Las Perlas, en el municipio de Puerto Guzmán; hombres armados vestidos como trabajadores de campo, cegaron la vida del Pedronel Sánchez Gallego.

La víctima era esposo de la secretaria de la Junta de Acción Comunal de la zona, y según información de la comunidad se destacó por su efectiva participación en las actividades y acciones comunales.

“Es lamentable, seguir denunciando e informando ante el Gobierno Nacional e Internacional la existencia de una nueva muerte, que nuevamente altera a los habitantes de la vereda, desatando más desplazamientos y abandono de los territorios como resultado negativo para la lucha de Derechos Humanos que las comunidades reivindican y exigen”, indica el comunicado de la red.

Los defensores de Derechos Humanos, manifestaron su exigencia lo ocurrido, reclamando intervención inmediata de las entidades competentes para garantizar la seguridad de la comunidad.

“Elevamos llamado urgente a la Defensoría del Pueblo, secretaria de Gobierno Departamental, Alcaldías y Gobernación del Putumayo, para que se activen las rutas que, en clave de prevención, protección y garantías de no repetición, se logren instalar en los territorios y edifiquen la posibilidad de parar esta ola de violencia” especifica el documento.

Finalmente, se convoca a los organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos al igual que las organizaciones sociales, a mantenerse atentos y alertas ante la crítica situación de derechos humanos que afronta la región.