Emisoras de paz superan 8.000 horas al aire y se consolidan en zonas afectadas por el conflicto en Colombia

Síguenos / Me Gusta :
Publimayo
Equipo Convención Santander

55 periodistas de distintas regiones del país trabajan en informar y destacar a lo largo de una programación de 24 horas diarias, los más importantes hechos noticiosos y eventos culturales de municipios que antes eran escenarios de violencia. Se anuncia que en 2022 inicia operación la emisora de paz de Mesetas (Meta), que viene a sumarse a las 11 existentes.

Las emisoras de paz, operadas por RTVC Sistema de Medios Públicos y Radio Nacional de Colombia, no solo han cumplido desde su instauración en 2019 con el deber de brindar pedagogía sobre el Acuerdo de Paz en Colombia, sino que se convirtieron en la herramienta más cercana y oportuna para que las poblaciones se informen sobre los hechos locales y nacionales, y en especial, sean protagonistas de las historias que en estas se cuentan.

Actualmente, once emisoras de paz suenan en los municipios, de las cuales seis entraron en operación durante el año 2021. Algeciras (Huila), Puerto Leguízamo (Putumayo), Arauquita (Arauca), El Tambo (Cauca), Bojayá (Chocó), Florida (Valle), Chaparral (Tolima), Ituango (Antioquia), Fonseca (La Guajira), Convención (Norte de Santander) y San Jacinto (Bolívar), brindan información a través de 55 periodistas que trabajan en una nutrida programación 24 horas al día.

Para febrero de 2022, se tiene prevista la inauguración y entrada en operación de la nueva emisora de paz en Mesetas (Meta) y otras cuatro llegarán a lo largo del año a otras regiones del país, que serán anunciadas próximamente para conectar con toda Colombia, y que, al igual que las otras once ya existentes, tendrán como eje central las historias de paz y reconciliación.

Google AdSense

De esta manera, RTVC completará en 2022 dieciséis emisoras de paz en pleno funcionamiento, cumpliendo mucho antes lo previsto en el Acuerdo de La Habana, que tiene como meta veinte estaciones en funcionamiento antes del 2026.

En cada una de las emisoras se emiten 17 programas semanales, 68 durante el mes y más de 700 programas en promedio al año.

Álvaro García, gerente de RTVC, aseguró que uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta con las emisoras de paz, es que estas les pertenecen a las comunidades y que su programación está diseñada para cumplir con las necesidades informativas de los territorios.

“No están organizadas ni pensadas para ponerse al servicio de una causa política o ideológica. Son una herramienta para las comunidades. Junto a los periodistas estamos haciendo todos los esfuerzos para preservarlas, protegerlas y que cumplan ese cometido”.

Por su parte, Vicente Silva, director de Radio Nacional, aseguró que la variedad en la programación hace parte de los atributos de estas emisoras de paz.

“Las emisoras funcionan 24 horas al día, 7 días a la semana. En 2021, se generaron más de 8 mil horas de programación local. A lo largo de estas se ha escuchado a las comunidades, líderes sociales y comunidades indígenas, pero también se ha hecho un amplio cubrimiento sobre las culturas locales”, indicó Silva.

Justamente, las emisoras de paz están integradas por quienes habitan el territorio. De ahí que todo el contenido que se emite cuente con un alto componente de profundidad y de protagonismo de los habitantes de cada zona.

“La Colombia rural se cuenta a través de historias, crónicas y reportajes narrados por los habitantes de la región, quienes tienen la oportunidad de dar a conocer su cultura, sus vivencias, sus costumbres y también sus esperanzas”, señala Geovanny Mejía, periodista de la emisora de paz de Catatumbo, quien destaca cómo las voces de los campesinos son protagonistas en Señal de la Mañana, el espacio convergente que también se emite por Canal Institucional.

“Los campesinos cuando hablan se despliegan en detalle, lo que hace que se entienda muy bien el contexto de su vereda o municipio”, agrega Geovanny.
Las emisoras de paz se enfocan en contenidos diferenciales como las transmisiones especiales de eventos que se destacan en las regiones, por ejemplo: Festival Chaparral quiere rock; Festival de la Canción Nudo del Paramillo, del municipio de Ituango; o la transmisión del Festival de Gaitas de San Jacinto, en Bolívar.

Y es que sin importar el territorio desde el que se hable, el periodismo narrado desde las regiones permite mostrar los hechos con mayor profundidad y, como señala Carolina Díaz, periodista de la emisora de paz de Arauquita, “especialmente, mostrar todo lo positivo que ocurre en cada rinconcito de Colombia, pues además de informar, le apostamos a la cultura, al arte y a la paz”.

Carolina es una de las tantas víctimas de la violencia en Colombia que ahora tiene la oportunidad de escribir una nueva historia de su vida y su región. Ella trabaja día a día por fortalecer a su propio territorio a través de la reconciliación.

“Desde lo rural contamos las labores que realizan los campesinos, cómo apoyan a esa construcción de tejido social a través de sus cultivos, sus emprendimientos y cómo han podido evolucionar en el posconflicto. Nos gusta contar historias de paz y darles voz a indígenas, a víctimas del conflicto, a reincorporados, a líderes y lideresas sociales y a todo tipo de personas que integren la comunidad. Esas son las historias que contamos a través de nuestros micrófonos y, ahora, a través de la pantalla”, relata Carolina.

Productos especiales realizados desde las emisoras de paz

Las emisoras de paz también se han convertido en un espacio para potenciar la creatividad. Por eso, cuentan con el podcast Inquebrantables: Voces del Cambio, la bitácora del acuerdo a cinco años de la firma de la paz con más de 10 productos audiovisuales que muestran cómo va la implementación del acuerdo en los territorios y el documental Emisoras de Paz que expone la historia de la radio que conecta comunidades.

También cabe destacar el Festival de Músicas Campesinas, que resalta el talento musical de cada una de las regiones donde tienen presencia las emisoras, y que en el 2021 celebró su segunda edición, siendo un espacio que ofrece la posibilidad de que los artistas graben un trabajo discográfico y entreguen a los colombianos el regalo de su música, los sonidos y cotidianidad de lo que ocurre en estas regiones.

Construcción de paz, reconciliación, cultura y oportunidad de visibilizar las regiones, son apenas algunas de las palabras que describen estas emisoras que llegarán a ser 20 en todo el país.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me