UApA realizó auditoría al PAE en 28 Entidades Territoriales Certificadas en Educación

ApA

Bogotá 14 de diciembre de 2021. UApA. Hoy se dieron a conocer los resultados de la primera auditoría liderada por la Unidad de Alimentos para Aprender (UApA), a través de un convenio con la Universidad de Antioquia, a 28 Entidades Territoriales Certificadas en Educación (ETC).

Este ejercicio, que se llevó a cabo sobre la operación de las vigencias 2020 y 2021, se planteó cono objetivo verificar de forma integral la planeación, ejecución, seguimiento, monitoreo y control del Programa de Alimentación Escolar por parte de las ETC, en cumplimiento de la normatividad vigente.

Además, este piloto permitirá diseñar el sistema de auditorías anuales que, en 2022, llegará a otras entidades que operan el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

“Además de revisar el funcionamiento para nosotros es fundamental promover la cultura de cumplimiento e identificar aspectos que requieren ajuste normativo y soporte de la UApA”, indicó Juan Carlos Martínez Martín, director general de la UApA.

Algunos resultados

En el marco de esta auditoría s e realizaron 742 visitas de campo a instituciones educativas y bodegas de los operadores en las que se revisaron las condiciones de operación del Programa. Si bien se generaron algunos hallazgos, estos no representan un riesgo alto para la operación del PAE, pero sí son acciones que requieren intervención para garantizar el mejoramiento continuo de la calidad en la prestación del servicio.

Otro aspecto por fortalecer es la entrega de documentación que soporte la ejecución del Programa en todas sus etapas, así como la planeación para garantizar la atención oportuna durante todo el calendario escolar.

En el componente financiero el resultado es positivo, ya que las ETC realizan una debida ejecución y seguimiento a los recursos que financian el Programa, pero se presentan inconsistencias en el reporte de la información sobre la ejecución del PAE en el CHIP (Consolidador de Hacienda e Información Pública), debido a que no coincide con lo reportado en la categoría FUT (Formulario Único Territorial) y porque no corresponden con el soporte documental, lo que genera riesgos en la toma de decisiones oportunas y acertadas.

En los requisitos de cobertura se identificó que las ETC, en su mayoría, aplican los criterios de priorización y focalización que especifica la norma y se reflejan en el SIMAT. Además, se estableció como una oportunidad de mejora la importancia de contar con un procedimiento documentado para garantizar que no se presente la duplicidad del servicio.

El 93% de las ETC auditadas cumplió con el proceso establecido a nivel normativo para la rendición de cuentas, presentando a la comunidad la implementación del PAE, las raciones entregadas, la cantidad de beneficiarios y los cambios implementados en el marco de la pandemia por Covid-19.

La auditoría evidenció que todas las ETC cuentan con profesionales asignados al equipo PAE que participan en las diferentes etapas del Programa, en algunas de dedicación exclusiva y en otras compartido con otras dependencias administrativas. Hace falta generar estrategias para garantizar su permanencia para que no se pierda la curva de aprendizaje adquirida con la experiencia en el cargo.

“Esta es la primera auditoría que realizamos como entidad rectora del PAE en Colombia. El ejercicio nos permitirá diseñar el sistema de auditorías que se continuará aplicando y que en dos o tres años permitirá llegar al 100% de las ETC”, agregó el director Juan Carlos Martínez Martín.

En cuanto a atención con enfoque diferencial, ocho de las 15 ETC que cuentan con comunidades indígenas lo cumplen, lo que demuestra la necesidad de continuar trabajando con ellas para fortalecer su capacidad técnica, administrativa, jurídica, financiera y organizacional para cumplir con los requisitos que exigen las normas al momento de suscribir convenios o contratos interadministrativos.

La auditoría también permitió identificar deficiencias en planeación, no   garantía de la prestación del servicio durante todo el año académico, omisión de las orientaciones dadas por la UApA con relación a la prestación del servicio en el marco del retorno a la presencialidad, y el no reporte al sistema público de información, entre otros temas, que serán remitidos a los entes de control para que adelanten la respectiva investigación.

“La intención es que en equipo con las ETC fortalezcamos el PAE en los territorios. Este ejercicio debe ser visto como una oportunidad de mejora cuyo propósito es contribuir al cumplimiento del objetivo del Programa: el acceso, la permanencia y el bienestar de los estudiantes beneficiados”, concluyó el director.

Nuevos lineamientos para el PAE

Durante la presentación de resultados el director anunció que están próximos a salir los nuevos Lineamientos Técnicos y Administrativos y los estándares mínimos para la operación del PAE, que contemplan una resolución con el cuerpo normativo y anexos técnicos para sus ejes:

  • Administrativo y financiero
  •   Participación ciudadana
  • Compras públicas
  • Seguimiento y monitoreo
  • Calidad e inocuidad
  • Alimentación saludable.

Además, estará a disposición la Caja de herramientas que contiene recomendaciones técnicas que faciliten el actuar territorial.