Ejército Nacional, recuperando el pulmón del mundo

En un trabajo articulado con las organizaciones medioambientales, el Ejército Nacional ha sembrado 322.175 árboles en el Amazonas, Caquetá y Putumayo.

En el marco de la Operación Mayor Artemisa, la cual está orientada a realizar acciones que permitan contribuir con el cuidado y protección del medio ambiente, los soldados del Ejército Nacional y en articulación con los integrantes de la estrategia burbuja ambiental, han logrado recuperar en el año 2021 alrededor de 300 hectáreas de selva degradadas, producto de la explotación ilícita de yacimientos mineros, cultivos ilícitos y tala indiscriminada de bosques, actividades ilegales que corresponden a la cadena del narcotráfico y sus economías ilícitas.

Es así como gracias al trabajo articulado con organizaciones ambientales de carácter departamental, regional y local, el Ejército Nacional ha sembrado para este año 322.175 árboles nativos de la región, en los departamentos de Amazonas, Caquetá y Putumayo, aportando a la recuperación de la selva tropical, los árboles ancestrales y los frutos amazónicos como tradición en la Amazonía Colombiana.

Además, para el cuarto trimestre del año la Sexta División se vinculó al proyecto piloto experimental de restauración ecológica asistida en la Amazonía colombiana, liderado por el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas – SINCHI, realizando el lanzamiento de 500 pellets desde un helicóptero del Ejército Nacional, con el objetivo de lograr lo propuesto por el gobierno nacional, de alcanzar la meta de 180 millones de árboles sembrados.

De igual manera, en el cumplimiento de la misión institucional de cuidar y preservar el medio ambiente, los soldados de la Sexta División en lo corrido del año, han ubicado 17 dragas y 82 motores de extracción ilícita de yacimientos mineros, los cuales han afectado gravemente a los ríos Apaporis, Caquetá, Cotuhé y Putumayo, donde las consecuencias no solo atentan contra los recursos naturales, sino también contra la salud de las comunidades indígenas que allí habitan; asimismo, se han ubicado y sellado siete refinerías ilegales y ocho válvulas en los departamentos de Caquetá y Putumayo.

De esta manera, el Ejército Nacional ratifica el compromiso por la recuperación y protección de la Amazonia Colombiana, sus recursos y las comunidades que hacen parte del pulmón del mundo.