Icono del sitio MiPutumayo.com.co

Kamasutra: poses del porno que, por salud, no debería imitar

Síguenos / Me Gusta :
Publimayo

ElTiempo – ¿Existen posiciones que se deben evitar? ¿En cuáles podría haber riesgos? Esto dicen expertos.

Para nadie es un secreto que el sexo es el momento en el que las parejas aprovechan para salir de la rutina, explorar y divertirse.

La cama, para muchos, es el lugar para darle picante a la relación, por lo que los fetiches, fantasías y múltiples posturas sexuales son ideales para vivir el placer y la fantasía.

Sin embargo, detrás de las poses sexuales y de los múltiples experimentos que hacen las parejas en medio de sus encuentros sexuales también hay una serie de riesgos que muchos suelen ignorar.

Google AdSense

Algunas de las poses y actividades que las parejas encuentran en el Kamasutra y en el porno pueden representar un riesgo para la salud de la pareja.

Le contamos por qué y si habría que evitar ciertas poses o no.

‘Ninguna posición sexual debería estar limitada’

En principio, los expertos explican que no existen posiciones sexuales que deban estar prohibidas, es decir, que nadie debería practicar o imitar durante sus encuentros sexuales.

Todas las cosas podrían realizarse si uno está preparado para hacerlo, conoce cómo hacerlo y si no tiene una contraindicación”, explica Alejandro Díaz, médico ginecólogo y sexólogo clínico.

Lo que sucede, entonces, es que la elección de las poses sexuales debe depender de factores individuales en los que se tengan en cuenta, por ejemplo, determinados problemas de salud.

“Todo depende de la persona. Hay personas que tienen problemas de cadera y que no pueden abrir bien las piernas o, al mismo tiempo, hay personas que tienen algún otro tipo de enfermedad que les impide realizar algo”, agrega Díaz.

Ninguna posición sexual debería estar limitada. Lo que sí es cierto es que deberíamos tener precauciones

Sin embargo, sí existen ciertas poses en las que puede presentarse un riesgo mayor a la salud.

Esto debido a que si no se practican con las precauciones necesarias o en la manera correcta pueden causar cierto tipo de lesiones.

“Ninguna posición sexual debería estar limitada. Lo que sí es cierto es que deberíamos tener precauciones en función de la intensidad con la que se haga la pose”, dice por su parte Fernando Rosero, sexólogo clínico y miembro de la Asociación Colombiana de Salud Sexual.

Estas son algunas de esas poses en las que podría haber riesgos.

Vaquera o vaquera invertida

La posición de la vaquera invertida en la que la mujer está sobre el hombre pero de espaldas a su rostro es, según estudios, la posición sexual más peligrosa para los hombres.

Según un estudio publicado por la revista ‘Advances in Urology’, en el que se analizan las fracturas de pene, el 50 por ciento de los hombres que sufrieron esta lesión se encontraban practicando esta pose sexual.

¿Por qué? Tal como indica el sexólogo Rosero, esta es una pose absolutamente frecuente que, en principio, no debería producir ningún daño. Sin embargo, la velocidad, intensidad y la falta de lubricación pueden causar lo que se conoce como una fractura de pene.

María Camila Rodríguez, sexóloga de Profamilia, explica que esta lesión ocurre pues “durante la penetración puede que el pene salga de la vagina y puede chocar contra la pelvis, generando una fractura de los cuerpos cavernosos”.

Relaciones anales

En relaciones de tipo anal también pueden presentarse fracturas de pene o de los cuerpos cavernosos.

Esto por razones muy similares a las que pueden darse mientras se practica la pose de la vaquera invertida.

Puede darse una salida rápida del ano y, al chocar contra la pelvis, también se pueden generar fracturas”, dice la sexóloga Rodríguez.

Perrito

En esta «inocente posición», en la que es el hombre quien tiene el control de la penetración, también puede haber lesiones. Pueden darse desgarros vaginales o fracturas del pene por el choque con la pelvis.

En una fuerza no controlada en el momento de la excitación puede haber salida del pene o puede desgarrarse también la vagina. Por equivocación puede pasar que penetren analmente y desgarren el ano”, explica Rodríguez.

Y es que, de hecho, según los expertos, cualquier posición sexual en la que haya un movimiento brusco del pene puede causar una lesión en el hombre. Puede darse en medio de una simple pose o en una muy innovadora que la pareja saque de alguna película porno.

“En relaciones penetrativas, cualquier pose puede ser peligrosa en el caso que no haya una buena lubricación (…) Si hay un movimiento brusco o la angulación en la penetración cambia entonces puede haber una ruptura de una de las capas que envuelve el interior del pene”, explica el doctor Díaz.

En el caso de las mujeres, una posición sexual brusca y sin la debida protección o preparación puede llegar a causar desgarros en el área vaginal.

Otras precauciones a la hora del sexo

Pero en el sexo también se pueden dar otro tipo de problemas y no solamente lesiones del pene o desgarros en el área vaginal.

Según Rosero, en el acto sexual pueden ocurrir otras lesiones y accidentes como raspaduras o quemaduras por fricción, golpes contra la pared, torceduras, calambres por contracciones musculares o por sobreextensión de los músculos que pueden llegar a generar esas lesiones. También fisuras o cortes en la vagina o pene.

Le contamos qué otras precauciones tener para que el sexo no termine en un evento desafortunado o en una lesión o infección que lo lleve al hospital.

En las relaciones anales

No tener relaciones anales con la protección correcta y con el uso del condón puede causar infecciones en las mujeres. Por eso, los expertos indican que se debe hacer un buen aseo para tener sexo anal y luego vaginal.

Es peligroso tener relaciones sexuales anales penetrativas y luego vaginales porque puede haber una contaminación de bacterias de la región gastrointestinal para la región vaginal y también para la uretra, lo cual podría llevar a infecciones urinarias”, explica Díaz.

En las fantasías sexuales

También se pueden presentar riesgos para la salud a la hora de practicar BDSM, es decir, aquellos juegos sexuales que incluyen Bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo.

Aunque pueda parecer lógico, muchas parejas no tienen en cuenta que es importante saber utilizar ciertos elementos para evitar lastimar a su compañera o compañero sexual durante el acto.

“Para las personas que tienden a utilizar cuerda o que tienden a utilizar otros elementos: es importante siempre tener conocimiento de cómo hacerlo (…) Es una forma de explorar la sexualidad que es totalmente válida. Sin embargo, hay personas que lo intentan hacer sin tener un buen conocimiento y, por ejemplo, estos nudos que hacen con sogas pueden tener alteraciones para la salud de la otra persona”, dice Díaz.

En este tipo de prácticas, según Rosero, también es clave tener en cuenta la capacidad física de las personas que quieren llevar a cabo determinada práctica sexual, pues no tener la suficiente fuerza o la habilidad para cierta pose puede causar un accidente.

“Hay una posición con la mujer alzada por el hombre. Si la mujer tiene mucho peso, lo más probable es que el hombre no alcance a contener el equilibrio y muy seguramente terminen teniendo un accidente producto de esa posición”, dice el experto.

Por último, los expertos recuerdan que no se deben compartir los juguetes sexuales o que se debe cambiar el preservativo o el juguete al estar con otra pareja o en medio de un encuentro sexual con varias personas.

¿Cuándo consultar si el sexo salió mal?

Según los expertos, algunas parejas suelen evitar ir a los servicios médicos cuando sufren accidentes o lesiones en medio del acto sexual. Esto debido a que muchos se sienten avergonzados de contar o detallar cómo se lesionaron durante el sexo.

Sin embargo, el médico sexólogo Edison Pazmiño explica que hay determinados síntomas que indican que es urgente consultar al médico.

En mujeres, por ejemplo, puede haber dolor, enrojecimiento y signos de inflamación en el tejido. En el hombre hay dolor, inflamación y cambio de tono del pene.

“La persona va a sentir inmediatamente el sonido, el chasquido de la lesión, y va a sentir el dolor, la inflamación, va a ver cambio de coloración en la piel, inclusive ver el tejido morado e hinchado”, explica Pazmiño.

Si vas a inventar algo diferente como para salir de la rutina, siempre se debe tener en cuenta la seguridad de la pareja

Las lesiones profundas y serias suelen causar que las personas no puedan continuar con su actividad sexual.

Además, no atenderlas a tiempo puede causar deformaciones en el pene, dolor al momento de la erección y, en las mujeres, algún tipo de infección.

A pesar de que existan riesgos en el sexo, los expertos reiteran que no es que se deba evitar todo tipo de actividades novedosas en los encuentros sexuales, lo que indican es que es importante comprender el acto sexual y tomar las debidas medidas para disfrutar del placer del sexo sin accidentes.

“Si van a inventar algo diferente como para salir de la rutina, siempre se debe tener en cuenta la seguridad de la pareja en cuanto al contacto sexual, seguridad en cuanto a no tener embarazos no deseados y el riesgo de las infecciones de transmisión sexual”, finaliza Pazmiño.

Google
Síguenos / Me Gusta :
Salir de la versión móvil