La masacre del Puente Internacional en San Miguel, Putumayo

Síguenos / Me Gusta :

Por: Mag. José Alexander Africano Macías.

Un día como hoy, el 10 de septiembre de 2010, hago un reconocimiento a los extintos Patrulleros LEÓN FERNANDO PEÑA ESCOBAR, FABIAN ANDRÉSLÓPEZ, LUIS CARLOS CUAICAL VELÁSQUEZ, JOSÉ ARBEY VALENCIA VALENCIA, FABIAN NELSON GARCÍARINCÓN, ALBEIRO MESA CRUZ, JHON EVERT QUINTERO MOLANO, FRANKLIN ANTONIO RIASCOS SARASTY y a sus familias quienes ofrendaron sus vidas en cumplimiento de su deber, como víctimas del conflicto armado en el corregimiento de Puerto Colón San Miguel.

El ataque se produjo sobre las instalaciones de la Policía Nacional que prestaba sus servicios en el corregimiento de Puerto Colón, el cual se encuentra ubicado en la jurisdicción del municipio de San Miguel, a orillas del río del mismo nombre, muy cerca al Puente Internacional, que comunica a Colombia con Ecuador. Allí, en improvisadas trincheras se resguardaban los Policías, algunos de ellos fueron sorprendidos por artefactos no convencionales que cayeron sobre sus “cambuches” donde prácticamente la mayoría murió calcinada y con desprendimiento de parte de sus cuerpos.

Transcurría la mañana del día 10 de septiembre de 2010, cuando a eso de las 05:10 horas, se inició un ataque simultaneo al personal integrantes de la Primera sección del EMCAR 46 PUTUMAYO, la cual estaba conformada por 02 mandos del nivel ejecutivo y 27 patrulleros de la Policía Nacional al mando del señor Intendente ERWIN MANOTAS PERALTA, quienes se encontraban realizando actividades de apoyo en la seguridad del perímetro rural CENAF (Centro Nacional Fronterizo).

Publimayo

En su ubicación sobre lo que aún es hoy el puesto de Policía del Puente Internacional, el dia de los hechos se localizaban 03 bases de patrulla denominadas cerro 1-1, cerro 2-1  y cerro 3-1; donde simultáneamente por parte del frente 48 de las FARCutilizaron para el ataque morteros, granadas de mano, disparos de ametralladoras, fusil y armas no convencionales tipo cilindro y tatucos; luego de 2 horas de combates los subversivos lograron copar los cerros denominados 1-1 donde resultaron asesinados 02 Patrulleros y otros 02  permanecieron desaparecidos; luego en cerro 2-1 fueron asesinadas 03  patrulleros y 01 policía resulto herido por 02 impactos de fusil en su pecho;  ya en el cerro 3-1 resulto herido 02 policiales por esquirlas producto de una de las granadas  lanzados por los subversivos.

Siendo aproximadamente las 06:40 A. M., se recibió apoyo por parte de helicópteros de la Policía Nacional y laFuerza Aérea Colombiana, donde fueron evacuados y trasladados los uniformados heridos que fueron trasladados al municipio de Puerto Asís, al igual que los cadáveres de los uniformados. Dentro de la toma subversiva 02 de los heridos fueron trasladados vía aérea hasta la clínica medilaser en la ciudad de Neiva por la complejidad de sus lesiones, ninguno de ellos falleció.

 Luego, siendo alrededor de las 08:20 A.M., llegaron hasta el lugar un apoyo del Ejercito Nacional. Dentro de las pesquisas y una vez en el lugar de los hechos se estableció que habían sido asesinados 08 uniformados y 05 más resultaron heridos; se determinó que 07 patrulleros estaban adscritos a la Primera Sección del EMCAR PUTUMAYO los cuales fueron asesinados, el restanteera perteneciente a la subestación de Policía Puente Internacional San Miguel.

Ese mismo día, a eso de las 06:30 P.M., resultaron con vida 02 patrulleros que se encontraban desparecidos y puestos a salvo en las instalaciones policiales.   En el rastreo al lugar fueron encontrados numerosos artefactos explosivos sin detonar. Así mismo, del lado ecuatoriano los habitantes de la parroquia General Farfán (en Sucumbíos), cerca de la zona de conflicto, se despertaron aturdidos por el estruendo de las bombas y ráfagas de fusil.

En este acto de barbarie que no tuvo límites por parte de las Far, uno de los cuerpos muertos de la policía le instalaronun artefacto explosivo para ser detonado en el momento del levantamiento del cadáver. Otro dato que cobre relevancia es que los uniformados llevaban más de un mes en el lugar prestando servicio de vigilancia de seguridad en la frontera, adicionalmente ejercían control sobre el contrabando que a diario se registraba en la zona con insumos como gasolina, gas y algunos víveres que eran traídos del vecino país del Ecuador por ser más económicos sus precios al consumidor. A su vez, inteligencia de la Policía tenía información previa de que la guerrilla de las Farc pretendía atacar el puesto de vigilancia de policía.

Este hecho sin precedentes, fue el último ataque indiscriminado antes del acuerdo de Paz contra la Policía Nacional en el Putumayo, recobra importancia y es que en la respuesta del estado se produjo la baja de alias “Edgar Tovar” quien comandó la acción criminal y era considerado el mayor traficante de drogas ilícitas de las Farc, comandante del Frente 48 de las Farc y mano derecha de Luis Edgar Devia Silva, alias “Raúl Reyes”.

Reconocimiento a sus familiares y en especial llega a mi memoria, la forma como se transportó a los 08 cadáveres en un avión comercial de la Policía Nacional, allí estuve dejando por el camino a cada uno, en un recorrido que terminó en Bogotá y donde las escenas de dolor de sus familias en cada aeropuerto aun persisten en mi mente. Me fue encomendada la difícil tarea de llevar a un paisano el extinto Patrullero ALBEIRO MESA CRUZ, envuelto en la bandera de mi país, tras 10 horas de recorrido desde Bogotá D.C., llegamos al municipio de Paez (Boyacá) en un coche fúnebre; lo recibió el pueblo kilómetros antes de su llegada con pañuelos y papeles blancos, allí estaba el Alcalde y otras Autoridades, en un desfile por las vias del municipio y yo perplejo de ver tantas personas.

Solo puedo decir que recuerdo a sus padres, personas humildes, y sobre todo algo que jamás se me olvida cuando su madre me preguntó: ¿usted que viene del Putumayo a entregarme mi hijo muerto, ¡dígame la verdad¡ ¿quién me lo mató?, no tuve la respuesta indicada, y hoy 11 años después, no es justo entregar un hijo de esa manera, tal vez callando para no incrementar el dolor; de algo si estoy seguro y es que creo en la Paz, en la seguridad y en la convivencia tranquila como Derechos de nosotros los Colombianos.

Dedicado “A la memoria de los Policías que ofrendaros sus vidas en pro de la construcción de la Paz” (J: Alexander Africano M).

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me