Líderes mocoanos organizan protestas contra la UNGRD

Síguenos / Me Gusta :
Jairo Bravo, veedor ciudadano.

Extra Pasto – Las obras de muros de contención del barrio Modelo en el casco urbano de la capital del Putumayo y en la parte alta del barrio Junín y sectores aledaños, han presentado dificultades por los fuertes aguaceros, por lo que los avances de la obra con materiales que se consideran de dudosa calidad, han llevado a que se empiece a organizar un paro, sumado a que un miembro de la veeduría acudió al lugar para realizar verificación, pero no le permitieron el ingreso, lo que desató la ira de la ciudadanía.   

Inconformidad

Según sostienen los líderes, dichas obras continúan su marcha construidas al acomodo de funcionarios de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y los contratistas, a pesar de las múltiples quejas y requerimientos por parte de líderes sociales, Juntas de Acción Comunal y veedurías ciudadanas de Mocoa, quienes agregan que los funcionarios y contratistas quieren hacer caso omiso y continuar engañando con discursos que responsabilizan a los órganos de control y el Gobierno Nacional.

“Parece que quisieran ocultar cómo se está llevando a cabo esta obra, no se necesita ser un ingeniero para saber cuándo algo está hecho bien o mal, nosotros como ciudadanos hemos querido participar pero nunca nos dejan, nos invitan a las reuniones y no podemos hablar y nadie hace nada cuando las instituciones del Estado ya están documentadas de todas las irregularidades”, dijo el veedor, Ricardo Rosero.      

Publimayo

Llamado

Varios líderes, han señalado que si el alcalde no convoca a una manifestación y evita que se dé continuidad a la obra hasta que sea socializada a la comunidad, serán ellos mismos quienes se encarguen de organizar una jornada de protesta debido a las afectaciones que están padeciendo.  

A su vez, el alcalde del municipio Jairo Imbachi, expresó que esconder las actividades de construcción de las obras a la comunidad y a las veedurías y llegar al punto de prohibirle la entrada a las zonas de construcción, no puede volver a ocurrir, pues es un atropello por parte de los contratistas y funcionarios de la Unidad de Gestión para el Riesgo de Desastres a la comunidad de Mocoa y a las víctimas directas de la tragedia por la avalancha ocurrida en el 2017.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me