4G Neiva – Santana – Mocoa, ¿a un paso de la caducidad?

Google

LaNacion

Nuevamente el Gobierno Nacional hizo anuncios acerca de la 4G Neiva – Santana – Mocoa; la reunión de ayer fue “supremamente grave” manifestó uno de los congresistas presentes. ¿Qué acarrearía la caducidad del contrato?

La reanudación de obras que le darían vida a la Autopista de Cuarta Generación (4G) Neiva – Santana – Mocoa no se daría este año, así lo han concluido varios congresistas y diputados del Huila, tras escuchar ayer el nuevo anuncio del Gobierno Nacional. El proceso de caducidad está a un paso.

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) tiene menos de 20 días para llevar a cabo la cesión  del contrato de la 4G, ese fue el nuevo compromiso que se pactó ayer en reunión con la bancada del departamento y donde también estuvo presente la Gobernación.

Publimayo

Es importante recordar que el proyecto vial es desarrollado por la ANI a través del Concesionario Aliadas para el Progreso S.A.S, desde el 18 de agosto de 2015, sin embargo, dicho contratista incumplió y ahora se está en el proceso de cesión a la firma china CCA, -las empresas Construction América (CCA), CCA South América, CCA Civil Colombia SAS- quien ha manifestado su interés en hacerse cargo.

Las obras de la 4G están paralizadas hace más de cuatro años y el avance de las mismas no supera el 2%. Al iniciar su mandato Iván Duque expresó que este era uno de los proyectos más complejos que había recibido. Y en lo que lleva de gobierno no se había contemplado tanto la posibilidad de que caducara el contrato, como ahora.

El proceso de cesión, que inicialmente estaba previsto a desarrollarse en meses, el próximo mes completa un año y es incierto si logre consumarse.

“Hasta el 31 de octubre es la fecha límite para conocer la verdadera intención de la firma china CCA para hacerse cargo del contrato de la ruta 45; esperemos no exista caducidad”, expresó el representante a la Cámara Jaime Felipe Lozada, “eso sería nefasto”, sentenció.

De plazos en plazos

El diputado del Huila, Alexander Vargas Bedoya, por el contrario, cree que no hay que temerle a un proceso de caducidad. “Si el Gobierno la hubiera declarado hace dos o tres años, seguramente ya tendríamos un nuevo contrato operando la vía”, dijo.

“Hoy seguimos pendientes de una cesión que no se va a dar este año, porque esa es la realidad. Por eso no es descabellado pensar en que el Gobierno Nacional comience a tramitar la terminación unilateral”, sostuvo.

De otro lado el senador Rodrigo Lara Restrepo, también manifestó que el proceso de caducidad debió hacerse hace dos años, cuando llegó a la presidencia Iván Duque, pues de llevarse a cabo ahora pasará el actual gobierno y no se habrá hecho nada.

En ese caso hipotético, “el Gobierno anuncia que reabriría un proceso de licitación, eso significa que entre los tiempos de liquidación de este contrato después de la caducidad, la licitación y la puesta en marcha, transcurrirían dos años más; el actual Gobierno ya se habrá ido, y es muy improbable que deje un presupuesto, o le asignen uno significativo en el próximo presupuesto general de la Nación que será el más golpeado por los efectos de la pandemia”, advirtió.

Calificó la reunión de ayer de “supremamente grave”. Y aseguró que “no existe duda de que el Gobierno se montó en la idea de declarar la caducidad, eso significa el fracaso definitivo de la única mega obra que se pensaba construir en el Huila, esta le permitía entrar al departamento, en materia de infraestructura, en el siglo XXI, con la caducidad fracasa formalmente”.

¿Qué pasará?

En todo caso, si los chinos no llegan a Colombia a efectuar el proceso de cesión, el Ministerio de Transporte informó que los recursos que se liberarían al declararse la caducidad, se mantienen para volver a contratar otra firma.

“Dicen que la plata se va a respetar y se asignará al Huila, pero lo que no detallan es que no se la van a asignar a la obra importante, que es una concesión 4G, sino que van a tomar ese dinero para hacer obritas, reparcheos y mantenimientos de una malla vial completamente anacrónica. Es una trampa: mientras a otros departamentos les hacen grandes obras, al Huila lo dejan con obritas de tercera categoría”, concluyó el senador Lara Restrepo.

Fue el 21 de septiembre de 2016 cuando, en medio de gran esperanza de progreso para la zona sur de Colombia, se firmó el acta de inicio de construcción de la primera autopista para esta región.

A diciembre de 2019 el proyecto costaba $3,874 billones, comprende 456,2 Km, 22 de estos de doble calzada, como también viaductos,  y 2 falsos túneles. Inicia en Neiva, Huila, incluye Santana, en Cauca, y finaliza en Puerto Asís, en el Putumayo. Cuatro años después la maleza y huecos han invadido la carretera, cuyo futuro continúa siendo incierto.

Google