¿Decir la verdad en Colombia es igual a la muerte?

Google
Foto : Revista Semana

Por : Juan Fernando Vargas Pantoja

Como ya se sabe hace mucho, Colombia está cayendo en un problema el cual nos afecta a todos los colombianos, ese tema es el asesinato de líderes sociales.

El Putumayo es uno de los departamentos donde se han asesinado a más de 14 líderes y todo ¿por qué?, todo esto por decir las cosas como son, con la verdad y sobre todo por intentar la erradicación de los cultivos de uso ilícito de manera gradual y con garantías de sustitución de la economía de la coca por otras economías que denoten sustento para las familias y sobre todo que garanticen una vida digna. La pregunta que me hago es:¿decir la verdad en Colombia es igual a la muerte? es porque muchas personas tienen que escribir libros con metáforas o artículos, por el miedo que se le tiene a terminar muerto por diferentes grupos armados o delincuenciales. La responsabilidad mayor la tiene el estado porque, por ejemplo, desde que comenzó la presidencia de Duque se ha hecho muy poco para frenar este tipo de asesinatos que, desde diciembre del 2016 según El Espectador, ya son 442 líderes en todo el territorio nacional.

Ahora bien, respondiendo a la pregunta anterior decir la verdad en Colombia es igual a la muerte, la respuesta es SI; hasta el Nobel de literatura Gabriel García Márquez sabía lo que le hubiera pasado si su libro Cien Años de Soledad no hubiera sido escrito en forma metafórica, según mi perspectiva. Cuando lo leí, se refería a un pueblo en el departamento del Magdalena, en Cienaga, el cual fue un pueblo fuertemente azotado por la violencia en Colombia.  Todo esto para aseverar que si una persona dice la verdad en Colombia va a terminar muerto, y coloco como ejemplo a uno de mis grandes referentes, el humorista Jaime Garzón, que fue asesinado por sicarios como más tarde la Fiscalía lo comprobó, que tenían alguna conexión con funcionarios del estado. Una vez más decir la VERDAD en Colombia le significó a él su muerte.

Publimayo

Pero se debe saber que lo más lamentable de este país es que no hay conciencia, no estamos en los mejores tiempos por esta nueva enfermedad llamada el coronavirus. ¿y por qué digo que no hay conciencia?, porque a pesar de este problema, la violencia en el país no para, los grupos armados al margen de la ley no paran. Hemos llegado a tal punto de violencia, en que es asesinado un líder por día y esto es un crimen de Estado, porque quien debe protegerlos no hace lo suficiente.

Me dirán porqué alguien tan joven escribe acerca de estos temas, les diré por qué: me preocupa el futuro de mi país, me preocupa el curso por el que vamos y quiero que esto termine. Me dirán ¿por qué?  y yo les responderé:¿porque no?, si los jóvenes somos el presente y el futuro de esta nación, nos corresponde a nosotros desde ya reclamar nuestro derecho a vivir en un país libre de violencias, donde se proteja la vida y se nos garantice la PAZ.

Juan Fernando Vargas Pantoja
Gimnasio Toscana, 9° Grado – Bogotá D.C.

Google

Categorías Varios